La piscina es, sin lugar a dudas y, con permiso del resto de espacios exteriores, el centro del jardín, alrededor de la cual se organiza la vida al aire libre durante los meses veraniegos. Por eso, es aconsejable cuidar su entorno para que sea igual de especial en el momento del baño como por la noche, en una velada con amigos. Elegir el diseño perfecto es tan importante como organizar sus alrededores y la convivencia de las distintas zonas: las tumbonas para relajarse, el comedor exterior, el estar para desconectar... Sin olvidar la iluminación y la vegetación y las plantas que completan la decoración. 

Sea del tipo que sea, recuerda que la alberca es tendencia esta temporada, lo ideal es que esté siempre integrada en el ambiente, formando parte de él, tanto por los materiales empleados como por los colores y el estilo decorativo. Estos son los aspectos que debes tener en cuenta para disfrutarla al máximo. 

Tipos de revestimiento
1/9

Tipos de revestimiento

El primer aspecto que llama tu atención cuando te acercas a una piscina es el revestimiento, que no solo debe ser bonito sino también resistente, fácil de mantener e higiénico. Los azulejos y los mosaicos son los más usados, como este de vidrio de Hisbalit, que puede hacerse a juego con otros elementos del jardín, como la jardinera. 

 

Pisadas seguras y cálidas
2/9

Pisadas seguras y cálidas

Todo comienza con el pavimento que la rodea. Aunque la piedra natural está en auge, por su belleza y cualidades, los pavimentos cerámicos, como este de Rosa Gres, se han convertido en un buen aliado para vestir el suelo de la zona de la piscina, siempre que sean antideslizantes, ya que son impermeables, higiénicos, soportan las condiciones del exterior sin sufrir y admiten muchos diseños. En estos momentos, se llevan las baldosas de gran formato en una gran variedad de tonalidades. A la hora de elegir, recuerda que los suelos en tonos claros (beige o blanco) reflejan más el sol y pueden crear sensación de lupa, mientras que los muy oscuros, gris carbón o negro, pueden dar sensación de calor y empequeñecer el espacio. 

 

Suelos de madera
3/9

Suelos de madera

¿Qué combina con todos los estilos y colores de la piscina? ¡La madera! Un material cálido y muy popular, que permite que la piscina se integre en el paisaje, como en esta propuesta de Listone Giordano. Su único pero: necesita mantenimiento. Las exóticas tienen una larga vida útil, aunque por motivos ‘eco’, la tendencia apunta hacia especies, como la acacia o el castaño. 

Una distribución a medida
4/9

Una distribución a medida

La distribución de las diferentes zonas también es esencial para para sentirse bien y complementar la relajación que brinda. Es preciso establecer áreas, como en el interior de casa: un comedor, un estar y, sobre todo, reservar un lugar como solarium y otro de sombra. En esta propuesta de Kettal, el salón exterior, aunque está colocado junto a la piscina, tiene entidad propia, al estar situado a más altura. 

Relax junto al agua
5/9

Relax junto al agua

La zona de relax debe equiparse a la medida con una o más tumbonas, en función del espacio disponible, e, incluso con una cama de exterior XXL, para echarse una siesta al sol. Es importante que elijas un mobiliario capaz de sobrevivir en esta zona del jardín, sin sufrir demasiado y tener cerca una sombrilla, para las horas más calurosas del día. Foto: Knowhaus

Vegetación ideal
6/9

Vegetación ideal

Tan importante como el mobiliario es la vegetación que la rodea. Lo recomendable es contratar el servicio de un paisajista, sobre todo si hablamos de un jardín XL, que se asegure de que las plantas que te gustan se adaptan bien al suelo y al clima. Aunque, las exóticas, como las palmeras de tamaño mediano, son una buena opción, especialmente en climas benignos, ahora se llevan los jardines sostenibles y eficientes, que parecen una prolongación del resto de la vivienda y ponen el acento en el consumo responsable del agua. Este proyecto de Dstudio incorpora la vegetación como parte importante, creando agradables zonas de sombra. 

Un consejo: si tienes niños, evita las especies venenosas o punzantes, como cactus y agaves.

Mobiliario versátil
7/9

Mobiliario versátil

Para que los muebles de jardín sean realmente prácticos y se adapten a tus necesidades en cada momento del día, procura no recargar esta zona con demasiados elementos y juega con los muebles plegables, como estos de Habitat, o con ruedas, que puedes mover fácilmente de sitio. Si eres manitas, no subestimes el poder (y la magia) del reciclaje y el DIY a la hora de amueblar este área: frascos de cristal que se transforman en bonitos farolillos, palets reinventados en sofás o mesas…

Una buena iluminación
8/9

Una buena iluminación

Te guste o no bañarte por la noche, es imprescindible que la piscina cuente con una iluminación capaz de adaptarse a tus necesidades y al espacio en sí: una cena romántica con tu pareja o una fiesta con amigos. Además de la interior, que debe estar colocada siempre en un mismo lateral y a la mitad del vaso, es preciso incorporar apliques, si está cerca el porche, o lámparas de pie y de sobremesa que ayuden a crear la atmósfera ideal. Las portátiles, como esta de Faro Barcelona, son buenas aliadas para esta zona del jardín, ya que puedes trasladarlas fácilmente dónde quieras. 

Mantenimiento
9/9

Mantenimiento

Tan importante como diseñar la piscina a la medida de tus necesidades y tus sueños, es mantenerla limpia y en buen estado. Revisa que no haya azulejos rotos, que la escalerilla no se ha desencajado... Otra buena idea es usar una cubierta, esta de Abrisud, que, además de reducir las pérdidas por evaporación hasta en un 65%, ayuda a su limpieza y eleva la temperatura del agua, para que esté siempre perfecta.