A pesar de que en el último año muchas empresas han apostado por el teletrabajo como una manera óptima de funcionar, otros centros de trabajo, sin embargo, han preferido convertir las oficinas en lugares cómodos y tranquilos. Espacios que, como el despacho de abogados Cañizares Valle, ha contado con un rediseño de sus salas de la mano del equipo de Xavier Lledó de Lledó Arquitectura & Interiorismo, quienes no han dudado en proyectar un despacho de lo más cálido y agradable en el centro de Valencia.

El uso de materiales naturales ha sido imprescindible en la creación de este despacho cuidado que pone el ojo en el bienestar del trabajador. El objetivo, además de crear un espacio renovado, era el de no olvidar la esencia y valores de una empresa con más de 50 años de historia. Para ello, el estudio de interiorismo no dudó en rodearse de firmas notables como Bk Contract, Bonaldo, Glamora, Lema, Andreu World, Flos, Occhio, Arkos light, Interface y Momocca; quien desarrolla un rol de importancia a través de las múltiples configuraciones de su Colección más veterana: Adara. 

Desde el primero momento, se ha tratado de sacar partido a la esencia misma de los materiales que predominan en cada estancia, la exquisitez en el tratamiento de estos y el diseño. De hecho, el contraste entre paredes, suelo y mobiliario refuerza la importancia de la materialidad, invadiendo desde la recepción hasta las oficinas y salas de juntas. Todo ello crea un efecto de continuidad en términos estéticos y decorativos que armoniza todo el espacio.

El cuidado diseño de interiores permite, de manera sincera, que todas las salas tengan la misma importancia.

El resultado del proceso de rehabilitación es un despacho de abogados en el que el interiorista ha sabido captar el alma del espacio y transmitirla a través de la sinceridad en el diseño y la materialidad. 

Moqueta de Interface
1/4

Moqueta de Interface

Tal y como podemos observar en esta imagen, el negro profundo y texturizado de la moqueta de Interface contrasta con la suavidad de tonos, materia metálica, marmórea y madera del mobiliario. Un conjunto armónico que invita a la creatividad tranquila, acompañado de un buen mobiliario de oficina.

Fotografía: Germán Cabo 

Aparadores de Momocca
2/4

Aparadores de Momocca

El proyecto de interiorismo recupera el gusto por los mobiliarios auxiliares. Unas piezas que se ponen en valor, haciendo que el espacio luzca y brille con personalidad. En este caso, se apuesta por los aparadores de Momocca, presentes en sus configuraciones originales, pero también, de módulos apilados y con mesitas auxiliares Adara Light.

Fotografía: Germán Cabo 

Sinceridad en el material
3/4

Sinceridad en el material

Seleccionar a Momocca como una de las firmas esenciales en este trabajo de rehabilitación tiene todo su sentido. De hecho, la marca de mobiliario valenciana de espíritu fresco y enérgico, encaja en este proyecto gracias a la sinceridad del material: nogales y robles acompañados por metal y piedra natural Sáhara Noir. En cada estancia hay un Momocca, lo que lo convierte junto con la iluminación en un elemento clave del proyecto.

Fotografía: Germán Cabo 

Una iluminación cálida y acogedora
4/4

Una iluminación cálida y acogedora

No podemos dejar de mencionar el papel de la iluminación, esencial también en el diseño interior de esta oficina, dando volumen y potenciando cada uno de los elementos. Además, gracias a la perfecta comunicación entre los materiales naturales y la iluminación presente, se consigue crear un espacio cálido y acogedor, indispensable en los requerimientos del proyecto de cara a su funcionalidad como oficina.

Fotografía: Germán Cabo