Este verano, ¡quítate los zapatos y disfruta del gusto de pisar sobre tus alfombras! Sí, eso de que en los meses de más calor tenemos que guardarlas hasta el invierno, ya es algo ‘demodé’. Con la variedad de texturas y de formas que existen, ¿cómo podíamos dudar de que fueran un elemento decorativo estupendo también en verano?

Es cierto que las alfombras de verano, en general, están hechas de materiales y colores diversos que las de invierno: suelen estar elaboradas con textiles más frescos y tienen estampados más coloridos, aunque también existen muchos modelos en tonos neutros, que combinan fácilmente con cualquier espacio de la casa. Fibras naturales como el yute, el bambú o textiles transpirables como el algodón o la lana encajan a la perfección tanto en el interior de casa como en jardines y terrazas. Tan sólo hay que tener en cuenta que algunos materiales, como el cáñamo, se deterioran fácilmente a la intemperie, por lo que es mejor colocarlas en algún lugar al resguardo, como un porche o una terraza cubierta.

Dicho esto, tan sólo es necesario escoger el estilo y los colores que más nos gusten y dejar suelta nuestra creatividad. Tanto si quieres optar por un aire exótico y crear un pequeño oasis en tu terraza con cientos de jarapas, como si prefieres un estilo más sobrio con una alfombra de tonos beige, en temas de decoración con alfombras, ¡no hay límites!

Estas son algunas de las texturas más habituales en las alfombras de verano, con las que podrás inspirarte en estos meses más calurosos y crear ambientes únicos:

Yute

Con las alfombras de yute o lino darás a cualquier rincón un toque rústico a la vez que sofisticado. Si las combinas con unos cuantos cojines y la iluminación justa, podrás crear el perfecto chill out para este verano.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de • ANIKA DECO • 🌿 (@anika.deco) el

Fibras naturales

Los materiales de fibras naturales, como el esparto, el bambú o el cáñamo, además de ser la opción más ecológica y sostenible, aportan un toque ancestral y resistente a cualquier estancia, y son ideales tanto en invierno como en verano.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de ALFOMBRAS | MILÚ RUG STUDIO (@milurugs) el

Algodón y lana

Las últimas y novedosas colecciones de la diseñadora Lorea Canals, por ejemplo, lavables y ecológicas, son ideales para dar un toque de color a nuestros espacios, con las que además podremos dejar de sufrir por esas temidas manchas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Lorena Canals Rugs (@lorenacanalsrugs) el

Colores

Si optas por textiles ligeros, pero, además, muy coloridos, obtendrás un aire nuevo, fresco y muy veraniego en tu casa. A la hora de escoger, ¡no hay límites! Deja volar tu imaginación y dale un toque artístico a tus zonas de reposo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de KENZA & CO. (@kenzaandco) el

Aires étnicos

Prueba a superponer varias alfombras de tejidos frescos y estampados étnicos en tu rincón favorito de casa: podrás disfrutar de la comodidad de un suelo más mullidito y una atmósfera exótica, un lugar de descanso ideal para que sueñes con mil y una noches.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Makiwuan Ruana (@makiwuan_ruana) el

Vinílicas

Estas alfombras son la solución más práctica para dejar de preocuparte por su mantenimiento, además de ofrecer patrones y diseños de lo más variopintos con los que podrás decorar tanto el porche de tu casa como cualquier otra estancia, incluso el baño.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de latiendawapa (@latiendawapa) el