Con una tradición milenaria a sus espaldas, los aceites esenciales siguen estando d moda tanto en el mundo de los cosméticos como en el del hogar, ya que sus efectos terapéuticos también se pueden obtener por vía inhalatoria, es decir, a través de difusores y humidificadores.  Por eso, te recomendamos que, si aún no tienes uno de estos grandes inventos en casa, no lo pienses más, ya que estos aromas pueden ayudarnos a conciliar el sueño, combatir el estrés e incluso reducir problemas respiratorios. Por no hablar de que con ellos podemos dar un perfume único a nuestro hogar y crear ambientes de ensueño.

Existen además variedades infinitas que tendrán efectos muy diversos sobre nuestro cuerpo, y que podemos alternar según nuestro estado de ánimo. Otro de sus grandes beneficios es que suponen una alternativa ecológica y mucho más natural a los ambientadores sintéticos. 

Y es que, como ya sabes, no hay nada tan personal como el aroma de tu casa. Estos aceites te ayudarán a conseguir la perfecta armonía con la que podrás estimular los cinco sentidos. Para obtener tus beneficios en casa, tan sólo necesitarás añadir entre 5 y 10 gotas de tu aceite esencial preferido a tu difusor (dependiendo de su concentración). Si quieres iniciarte en este fascinante mundo y estás un poco perdida, te traemos los 5 aceites esenciales para aromatizar tu casa con los que seguro que no fallarás.

Romero
1/5

Romero

El romero ayuda a reducir la tensión nerviosa, es estrés y la fatiga, por lo que es el compañero ideal para esos días de más cansancio y ajetreo. Además, también ayuda a combatir los resfriados y alivia los síntomas de la congestión nasal. Si lo combinas con eucalipto, obtendrás un aroma muy natural que dará un toque hogareño a tu casa.

Lavanda
2/5

Lavanda

Si tienes problemas para conciliar el sueño y buscar un remedio natural, la lavanda puede ser la mejor solución. Pon unas gotas en tu difusor o humidificador al atardecer para que sus propiedades penetren en todo tu hogar y deja que su rico aroma floral inunde tus sueños.

Árbol del té
3/5

Árbol del té

Originario de Nueva Zelanda, el árbol del té tiene ya un uso muy extendido en cosméticos y productos para el bienestar, gracias a sus más que comprobados beneficios terapéuticos. En su variedad de aceite esencial, es uno de los candidatos idóneos para tener en casa, tanto por su delicioso aroma como por sus propiedades relajantes. Añade unas gotitas a tu difusor y convertirás tu salón o dormitorio en un verdadero oasis del bienestar.

Lemongrass
4/5

Lemongrass

Con propiedades que estimulan la mente, este aceite esencial es perfecto para los días de mucha fatiga y estrés. Puedes colocar 10 gotas en tu difusor a primera hora del día para empezar la mañana con energía y aprovechar todas sus propiedades revitalizantes, o bien cuando te estés dando un baño para añadir un toque refrescante. Lo puedes combinar con aceite esencial de limón, romero o tomillo.

Eucalipto
5/5

Eucalipto

Pese a que para muchas personas resulta muy intenso, ya que recuerda un poco a los ungüentos para el resfriado, el eucalipto tiene muchísimas propiedades beneficiosas para tu salud que también podrás aplicar a tu hogar. Además, ayudará a que el ambiente de tus estancias se sienta más limpio y es un perfecto repelente natural contra los mosquitos.