Los gastos para cualquier familia han ido aumentando en los últimos años y seguro que te has dado cuenta de que también suben los del hogar. Por ejemplo, todos los inviernos se disparan los de electricidad, agua o calefacción.

Suministros que necesitas para vivir pero que de los que puedes reducir su consumo con pequeños trucos. También puedes reducir en otros gastos como en la prima de tu seguro de hogar cambiando de compañía. Un buen consejo porque si calculas antes el precio de tu seguro descubrirás que puedes ahorrar también en este gasto del hogar.

Para ayudarte a ahorrar en estos y otros gastos, te vamos a hablar de 7 tips imprescindibles para ahorrar en el hogar.

Planifica la iluminación
1/7

Planifica la iluminación

La iluminación de una vivienda representa casi un 20% del consumo energético de la misma. Una buena idea es planificar de forma eficiente los puntos de luz e instalar sistemas que controlen su intensidad, como reguladores o dimmers en lugar de interruptores. También puedes sustituir las bombillas que tienes en toda la casa por otras de bajo consumo e incluso por leds que son todavía más eficientes.

Cuidado con los electrodomésticos
2/7

Cuidado con los electrodomésticos

Los electrodomésticos también suelen aumentar la factura de la electricidad. Por ejemplo, te aconsejamos abrir el frigorífico solo cuando sea necesario porque cada vez que lo hacemos desperdiciamos un 7% de energía.

Otro truco práctico es lavar en frío en la mayoría de las ocasiones ya que así ahorrarás ya que el 90% de la energía que consume una lavadora es para calentar el agua. También poner a carga completa electrodomésticos como la lavadora o el lavaplatos. 

Regular la calefacción
3/7

Regular la calefacción

Otra buena idea es regular la calefacción y mantenerla siempre 20ºC que es la temperatura óptima en la que debe permanecer toda la casa. La temperatura ideal de una vivienda se sitúa entre 19 y 21 grados centígrados. Por cada grado que subimos la temperatura de calefacción, se incrementa en un 7% el consumo de energía.

Ese aumento de temperatura además provoca un exceso de calor en la vivienda e incluso una sensación de disconfort térmico. Puedes regular la temperatura con sistemas de control y regulación de los sistemas de calefacción.

Hacer una lista de la compra
4/7

Hacer una lista de la compra

Si haces una compra planificada, seguro que ahorrarás todos los meses en este gasto familiar. Intenta hacer siempre una lista de la compra antes de ir al supermercado en la que incluyas solo los productos que necesitas. Evitarás comprar caprichos innecesarios y productos que al final solo se acumulan en la despensa.

Pon alfombras y arregla las ventanas
5/7

Pon alfombras y arregla las ventanas

Si quieres mantener la temperatura de las habitaciones, pon alfombras. Además de ser un elemento decorativo, ayudan a dar calidez a suelos como los de mármol o porcelánicos. También puedes intentar que el calor no se pierda por las ventanas. Comprueba que las ventanas estén cerradas de manera hermética para que corrientes de aire frío no entren en la vivienda. Instala en tu hogar dobles ventanas o recurre a soluciones tradicionales como los burletes para aislarla del frío.

Siempre mejor una ducha
6/7

Siempre mejor una ducha

Otro de los grandes gastos de una vivienda es el consumo de agua. Recuerda que si te duchas en lugar de bañarte puedes ahorrar hasta 70 litros de agua en cada ocasión. Una buena idea para reducir el consumo de agua es instalar grifos termostáticos. 

Cuida tu despensa
7/7

Cuida tu despensa

Otro pequeño truco es no acumular demasiada comida en la despensa. Revisa las fechas de caducidad de los productos, tira por seguridad aquellos que estén caducados y consumo los que todavía estén en fecha. Intenta revisar los productos que tienes en la despensa dos veces al mes. Lo mejor es consumir productos frescos y de temporada, pero a veces una despensa equipada nos puede sacar de un apuro.

Seguro que si aplicas estos 7 sencillos tips ahorrarás en tus próximas facturas de tu vivienda. Decídete cuanto antes y comienza ahorrar en el consumo de tu hogar.