¿Tienes ganas de transformar el aspecto de tu hogar sin hacer reformas ni pintar las paredes? Te contamos cómo hacerlo a través del arte, qué tipo de obras quedan mejor con los diferentes estilos y ambientes, cuáles son las tendencias decorativas del momento y en qué artistas te puedes inspirar para aportar originalidad a tu hogar digna de un interiorista.

También te explicamos algunos trucos y consejos sobre en qué espacios puedes ponerlos y con qué marcos quedan mejor. Descubre estos 6 artistas emblemáticos de diferentes estilos desde los clásicos hasta los más rompedores que le darán un giro de 180 grados a tu casa y serás la envidia de tus visitas.

La joven de la perla en tu baño
1/6

La joven de la perla en tu baño

Naturalmente no tienes que adquirir el original ni siquiera tiene que ser exactamente este cuadro, pero puedes inspirarte para conseguir uno parecido. Retratos de corte clásico, como la pintura flamenca, muy intimistas y costumbristas que destacan por su sobriedad. Seguro que en algún rastro has visto alguna de este estilo, incluso puede que conserves alguna pieza guardada de tus familiares.

Busca un sitio para que sea el protagonista en tu hogar, ahora es tendencia colocarlo en el baño o en la cocina, tanto en paredes claras como en gris o negro. Se puede colgar uno pequeño en medio de una pared o hacer un collage con varios. Enmarca los cuadros en marcos clásicos de madera en tonos neutros, más bien oscuros. Lo que debe destacar son las obras y no los marcos.

Un Tàpies para comedores rústicos
2/6

Un Tàpies para comedores rústicos

Para los hogares neorústicos recomendamos obras de arte con una paleta de color básica de tonos neutros como son los crema, grises y tierras. Puedes crear una pared en la que poner un grupo de obras de distintos formatos de tamaño pequeño enmarcados en discretos marcos.

Mezcla todo tipo de obras, desde láminas de esbozos a lápiz de cualquier artista moderno, a carteles gráficos en blanco y negro junto con alguna pieza perteneciente al expresionismo abstracto. Aunque poner en la pared del comedor, en el salón o en el dormitorio un lienzo de tamaño gigante reproduciendo algo de Antoni Tàpies o Robert Motherwell sin enmarcar queda fenomenal con los revestimientos de madera.

Retratos en blanco y negro de Helmut Newton
3/6

Retratos en blanco y negro de Helmut Newton

Una buena opción de decoración es llenar de fotografías en blanco y negro los hogares tipo Brooklyn y lofts industriales con paredes de ladrillo, suelos de madera y alfombras. Si tienes techos altos, haz copias grandes y enmárcalas en discretos marcos. Mezcla autores, estilos y épocas y no te olvides de poner algo de Helmut Newton, Henri Cartier-Bresson, Man Ray o Richard Avedon.

Láminas botánicas en una galería Boho
4/6

Láminas botánicas en una galería Boho

Los hogares bohemios destacan por la pluralidad y la acumulación de recuerdos de cualquier época y estilo. Puede que la mejor manera de decorarlos sea con láminas botánicas o de fauna. Aunque si puedes escoger, las obras de Ernst Haeckel son perfectas con este look decadente lleno de plantas y alfombras.

Otra opción es colocar estas láminas sin enmarcar, colgadas de unas perchas o con pinzas y un cordel, en la pared del baño, en la galería, en el recibidor o en los pasillos. Aunque también puedes colocar unos marcos de madera.

Grupo de Memphis en un espacio Slow Design
5/6

Grupo de Memphis en un espacio Slow Design

Lo que le queda mejor a un hogar Slow Design es una pieza del movimiento postmoderno de arquitectura y diseño industrial Grupo de Memphis. Es un movimiento bastante moderno, con lo cual algunas de sus piezas aún se editan a un precio razonable.

Está tan de moda que han aparecido cantidad de piezas decorativas y de arte para llenar tu hogar con un toque de color, grafismo y humor. Puedes encontrar desde sofás, jarrones, sillas y taburetes a objetos puramente decorativos. Todos destacan por sus incomprensibles formas, colores brillantes y estridentes estampados.

Pon un David Hockney en tu recibidor
6/6

Pon un David Hockney en tu recibidor

Para los hogares más modernos está el pop art, espacios contemporáneos donde hay un poco de todo. Espacios perfectamente ideados, donde manda el contraste y el equilibrio.

Los típicos cuadros pop art son la sopa de tomate de Campbell y las caras de distintos colores de Marilyn Monroe del famoso artista Andy Warhol, pero existen otros que también son interesantes. En un espacio como este encajaría una obra del genial pintor David Hockney en la pared del recibidor.

Pero hay vida más allá de los cuadros en el concepto pop art, que puede ser des de una butaca de terciopelo esmeralda delante de una pared roja hasta unos neones iluminando una consola Mid-Century.