La naturaleza comienza a despertarse. Aumentan las temperaturas y las horas de luz, las plantas empiezan a florecer... Con este renacimiento, se produce también el de nuestros hogares. La primavera no solo nos ánima a pasar más horas en el exterior, disfrutar de la naturaleza o aire libre. La llegada de esta estación, preludio del verano, nos proporciona luminosidad en los hogares, sino que nos anima también a llenarlos de plantas y de colores que alegren las estancias.

Trasladamos esta vitalidad al lugar donde vivimos, este año, en clave de colores neutros que aporten luminosidad a la vez que propician esa relajación. Huimos de colores fuertes o estridentes, reservando estos para algunos detalles. Vuelven los tejidos ligeros y fluidos, que aportan sensación de naturalidad. Líneas clásicas y relajadas que nos preparan para la estación estival. Si algo nos ha dejado la pandemia es esa tendencia hacía espacios más confortables y relajados que nos aporten paz y relajación.

Para ello, podíamos englobar las tendencias que vienen en 5 estilos bastante definidos para el gusto, y al alcance, de todos: el New Heritage, el Slow Life, el minimalismo más classy, sensuales curvas o el Scandifornian

El 'nuevo' clásico
1/5

El 'nuevo' clásico

Mobiliario: Westwing

Recuperar la magnificencia del estilo clásico con aires nuevos. Esta temporada refresca el estilo clásico dándole un toque moderno introduciendo objetos poco convencionales pero que resulten llamativos sin sobrecargar. Formas envolventes y materiales nobles y de calidad que aportan un toque sofisticado. Los colores claros se combinan con estampados geométricos y de animales, detalles metálicos y brillantes y con muebles atemporales en madera que mantienen la calidez en nuestro hogar.

Cada pieza debe estar pensada para dar ese toque de clase cosmopolita perfectamente en línea con las tendencias actuales. Jugar con los textiles para lograr ese toque alternativo New Heritage, con motivos geométricos o estampados animales, reinterpretados en colores de moda, y combinados con elementos más neutros y minimalistas que aporten la clave elegante. Mezclar así antigüedades o piezas con líneas de tiempos pasados que se integren a la perfección con detalles más modernos.

Así mismo combinar acabados mates y brillantes con acabados en efecto mármol con cómodos sillones y sofás en terciopelo tanto en tonos suaves como en colores más intensos. Cada pieza es única y debe producirnos ese efecto envolvente en el conjunto de la estancia. Mediante la mezcla de objetos eclécticos y otros más sencillos, se logra este efecto clásico a la par que único que estamos buscando con esta combinación cuyo principal objetivo es emocionar.

Slow Life
2/5

Slow Life

Mobiliario: Muy mucho

Ya marcó la primavera-verano del pasado año. La tendencia del Slow Life es una filosofía de vida caracterizada por una desconexión del día a día para conectar con nosotros mismos. Vivir el momento y disfrutar de las pequeñas cosas que nos ofrece la vida. Trasladada a la decoración hablamos de una tendencia donde se buscan espacios que aporten paz y tranquilidad. Crear en nuestro hogar un espacio armónico y equilibrado donde poder relajarnos y poder reconectar con nosotros mismos.

Una decoración basada en una distribución espacial diáfana que nos facilite la realización de actividades, con espacios poco cargados y la creación de ambientes que favorezcan la relación entre los miembros de la familia. En esta tendencia prevalece un orden inherente que propicie esa paz y bienestar individual. Para ello es importante determinar que cada cosa tenga su lugar. Adquieren gran importancia los espacios exteriores, aprovechando el aire libre: jardines, porches, terrazas, se convierten en un espacio más de la casa y deben ser cuidados como el resto de las estancias.

Textiles ligeros con colores neutrales y una decoración relajada y luminosa, en la que predominen los tonos tierras y colores orgánicos con algunos detalles en colores pasteles. Los muebles en su versión más natural donde abunda la madera.

Minimalismo Classy
3/5

Minimalismo Classy

Mobiliario: Sandon

O el clásico ‘menos es más’. Crear espacios confortables que, aunque completos, no generen esa sensación de saturación. Sentar la creación de estos espacios con una base neutra de materiales, donde impera la madera o el mármol y que aporte ese toque de sencillez que da esta unidad. Esta sencillez además va unida al concepto de crear espacios a partir de piezas atemporales a partir de materiales de alta calidad que duren y que se revaloricen con el paso del tiempo.

Los muebles, de líneas ligeras y sencillas, deben adaptarse a cada cliente, piezas singulares y hechas a medidas. Bajo esta filosofía se deben cuidar hasta los más pequeños detalles: el tacto sutil de un tejido, la artesanía de la madera trabajada a mano… Concibiendo así cada mueble como un auténtico tesoro.

En este estilo, como en los anteriores, imperan los colores neutros combinados con toques en negro y algunos detalles más coloridos que respetan la elegancia y clasicismo de las líneas. Con gran protagonismo del blanco, los tejidos naturales y ligeros lo inundan todo. 

Deco Curvy
4/5

Deco Curvy

Mobiliario: Roche Bobois

A las líneas rectas se enfrenta esta tendencia que ha ganado terreno en los últimos meses. En versión maxi, los sofás, sillones o camas con volumen nos han ido conquistando. No solo por la sensación de comodidad que proporcionan, sino también por su diseño y la originalidad que otorgan. Desde los volúmenes más sencillos hasta la versión bubble juegan no solo con los colores, sino también con los tejidos, abarcando desde los más clásicos en piel como los más innovadores de terciopelo.

Líneas orgánicas y fluidas que rompen con los espacios más monótonos y sencillos, envolviéndote en tonos suaves o aportando una nota de color a las estancias más neutras. Una decoración que otorga un toque sexy, aportando profundidad, movimiento y carácter, aire fresco para romper con esa decoración recta. Curvas que no solo se limitan al mobiliario principal, pudiéndose trasladar a lámparas, alfombras…

Scandifornian
5/5

Scandifornian

Mobiliario: Maisons du Monde

No reconocerás este nombre, pero seguro que te suena su esencia. El estilo escandinavo llego hace ya unas temporadas para quedarse ¿Su truco? Fusionarse con otros estilos que le aporten carácter y lo vuelvan completamente acogedor. Es lo que ha sucedido al encontrarse con el estilo californiano. Salvaje y bohemio, el estilo escandinavo lo mantiene bajo control y se nutre de él. Se caracteriza por espacios más diáfanos y luminosos con detalles bohemios y setenteros. Recupera mobiliario Mid Century que en tonos blancos en contraste con los tonos crema, marrón o beige crean un espacio bello donde reina la serenidad.

Espacios minimalistas más desenfadados que juegan con texturas como la madera natural, corcho, piedra, cerámica, ratán o mimbre, con textiles como la lana o el lino. Del estilo escandinavo recupera líneas limpias y rectas con las que busca cierta funcionalidad recuperando mobiliario vintage y dándole una segunda vida. Se mezclan así tanto las formas envolventes con el New Heritage pero siempre en una cuidada versión Slow.

El Scandifornian recupera las exuberantes alfombras de lana marroquíes que añaden un plus de calidez a los espacios, así como los estampados étnicos para cojines y cortinas en colores sobrios.