El recibidor o hall es nuestra carta de presentación. Es la primera impresión que causamos en aquellas visitas que llegan a casa y su aspecto dice mucho de nosotros. Ya en la antigua Roma está zona adquiría gran importancia definiendo la frontera entre el espacio público y el privado. Por ello está estancia, desde sus orígenes, ha sido planteada como una pequeña sala de estar que servía como vestíbulo hacía la zona principal de la vivienda y en la cual se podía 'esperar' a los residentes en esta.

Esta concepción se ha mantenido durante siglos, variando desde su distribución hasta su nombre, pero siempre con la misma función. El recibidor es ese prólogo que precede la historia que nuestra casa quiere contar. Y, aunque ha ido perdiendo está importancia y en muchos casos cayendo en decadencia por la falta de espacio o por ser simplemente zona de paso, conseguir que este espacio sea cautivador es más fácil de lo que piensas.

Darle un toque de color, algún elemento llamativo o espejos que mejoren la iluminación del espacio, son solo algunos de los pequeños cambios que pueden hacer del hall de nuestra casa, la mejor tarjeta de presentación. Te damos las claves para transformar tu recibidor en un espacio distinguido y moderno.

Un asiento de lujo
1/5

Un asiento de lujo

Como lugar ‘de espera’ es indudable la necesidad de un asiento cómodo y a su vez elegante. Junto con una mesa auxiliar, un cojín con estampados sorprendentes o de un color intenso y un jarrón llamativo en los mismos tonos, ya sea como sillón o en versión butaca, el recibidor parecerá un hall a la altura del mejor hotel de lujo.

Fotografías: Westwing / El Corte Inglés

 

Un mueble sorprendente
2/5

Un mueble sorprendente

Si lo que quieres es atraer la atención de las visitas, pero no tienes mucho espacio y además no quieres sobrecargar la zona de la entrada, lo que necesitas es una consola. Con elementos dorados, de aspecto ligero y con algún detalle extraordinario que las haga un elemento único, así es la consola que necesitas para convertir tu recibidor en un lugar excepcional. Hay consolas, cuyo diseño, las convierte en auténticas obras de arte.

Fotografías: Maisons du Monde / Kave Home

Jarrones como protagonistas
3/5

Jarrones como protagonistas

Es imprescindible incluir jarrones, en cualquier hall, y darles un lugar destacado. Actualmente los que parecen escultura son todo un acierto, ya sean de cristal, con efecto metalizado o incluso en tamaño XL. Para crear un efecto óptico único, crear una composición de 3 o llenarnos con un ramo enorme son las opciones que más cautivarán.

Fotografías: La redoute / Kave Home

Paredes decoradas
4/5

Paredes decoradas

Como si de un gran mural se trataran, las paredes del recibidor son un gran lienzo deseoso de ser pintado. Paneles llenos de color, flores, insectos decorativos… cualquier opción es ideal para los que quieren ir más allá y añadir ese toque que eleve el estilo del recibidor.

Fotografías: Westwing / Maisons du Monde

 

Cuadros y espejos dignos del mejor museo
5/5

Cuadros y espejos dignos del mejor museo

Si buscas darle un toque elegante y trendy, cambiando lo mínimo, quizás lo que estás buscando es incluir una pieza única como un cuadro o un espejo. Grandes y apoyados sobre el suelo o una consola, pueden convertirse en los protagonistas de la estancia y hacer las delicias de aquellos que lo visiten.

Fotografías: Westwing / Leroy Merlín