Con el aumento de las temperaturas, el sol radiante y los días cada vez más largos, es inevitable que nos entren ganas de disfrutar del buen tiempo al aire libre. Para ello, un elemento imprescindible que no puede faltar en nuestra zona exterior es, por supuesto, una buena barbacoa. Tanto si eres una voraz carnívora, como si te apasionan las verduras al grill, o simplemente quieres pasar un buen rato con tus amigos, hacer una barbacoa es siempre un plan ideal en estas épocas.

Ya sea por su sencillez como por ese inconfundible sabor, o quizás por el hecho de estar al aire libre, a la barbacoa siempre sabe mejor, y es sin lugar a dudas la excusa perfecta para disfrutar de un momentos inolvidables junto a tu familia y amigos, además de un plan infalible para solucionar una cena o una comida en compañía, y está al alcance de todos, sin importar tus dotes culinarias. ¿Quién no recuerda esas míticas barbacoas domingueras?

Como ya habrás notado, hoy en día existe una infinidad de barbacoas diferentes en el mercado, desde las barbacoas de obra hasta las portátiles, ¡incluso las puedes encontrar de usar y tirar! Si estás buscando una barbacoa o quieres renovar la que tienes, pero te cuesta decidirte entre tantas variedades diferentes, hoy te hablamos de los 3 tipos de barbacoa principales que hay en el mercado y te traemos algunos consejos para que escojas sabiamente.

Consejos para que des con la barbacoa ideal para tu jardín

Lo más importante que debes tener en cuenta cuando vayas a escoger una barbacoa es el espacio del que dispones en tu terraza o jardín, con qué equipamiento cuentas (por ejemplo, si tienes enchufes en la terraza) y para cuántas personas vas a cocinar. Sin embargo, también es importante que consideres la ubicación del espacio donde quieras colocarla, para asegurarnos que, de optar por una barbacoa de carbón, no ocasionamos molestias a los vecinos a causa del humo. ¡Ah! Y sobretodo, ten siempre precaución si utilizas combustibles y escoge siempre el que más se ajuste a tu jardín, ya que con las altas temperaturas la vegetación que haya alrededor seguramente esté mucho más seca y pueda prender con facilidad. En definitiva, ¡nada que no requiera un mínimo de sentido común!

A la hora de comprar una barbacoa, la elección de los materiales también es algo a tener presente. Si te apasiona esta forma ancestral de cocinar, quizás quieras invertir en la construcción de una barbacoa de obra, que te durará toda la vida e incluso les servirá a las generaciones posteriores. Si, por el contrario, lo que buscas es algo fácil de limpiar, piensa que con una placa de acero inoxidable puedes llegar a construir una verdadera cocina en tu jardín. Y si dependes de un espacio reducido, opta siempre por una barbacoa portátil, que podrás transportar sin apenas esfuerzo y, cuando no la uses, la podrás guardar en un trastero o sótano.

Los 3 tipos de barbacoa

En realidad, como comentábamos, existes muchísimos otros tipos de barbacoa, y se pueden clasificar de formas muy distintas: si es de obra o portátil, según el diseño que tenga, sus dimensiones o el material del que están hechas. Aquí, sin embargo, nos vamos a centrar en los tipos de barbacoa según su combustible, ya que este factor suele condicionar también su forma y funcionalidad.

1. Barbacoa eléctrica

Estos tipos de barbacoa son muy prácticas ya que se pueden utilizar tanto dentro como fuera de casa, siempre que se disponga de una conexión eléctrica, claro. No tendrás que preocuparte por el olor a humo y podrás transportarla donde quieras y cuando quieras, por no mencionar lo fáciles que son de limpiar. Por todo ello, es la candidata ideal para pisos con terrazas reducidas, y muchas de ellas vienen con complementos que le permitirán a tu barbacoa hacer las funciones de horno.

Barbacoa Eléctrica

2. Barbacoa de gas

Estas barbacoas también son perfectas para los que prefieren algo rápido y sencillo, y además te permiten regular la intensidad del fuego, con lo que, si no tienes mucha experiencia en barbacoas, evitarás esas chuletas carbonizadas de una vez por todas. Por otra parte, este tipo de barbacoa tampoco desprende humo, lo que la hace otra aliada ideal para los espacios reducidos y con poca ventilación. Por último, cabe destacar también que el gas es mucho más duradero que la leña, por lo que es siempre una opción más rentable.

Barbacoa de gas

3. Barbacoa de carbón y de leña

Si, por el contrario, te va más el estilo tradicional y quieres conservar el sabor único que da el ahumado de la barbacoa, opta por una de leña o carbón. Existen varios tamaños diferentes e incluso una versión portátil, pero siempre es mejor que las utilices cuando dispongas de un amplio espacio al aire libre. También son geniales si quieres ir a la aventura y llevártelas lejos de casa, pero ten en cuenta que se trata del tipo de barbacoa más sucio, que nos exigirá realizar una limpieza y un mantenimiento exhaustivo cada vez que la utilicemos, ya que, de otro modo, disminuirá ostensiblemente su vida útil.

Barbacoa de carbón