Cada temporada, nuevas tendencias arrebatan el puesto a las anteriores destacando y haciéndose valer entre toda la amalgama de propuestas venidas de todos los rincones de planeta. El diseño de interiores presume de ser una de las corrientes, junto con la moda, que más experimenta y se transforma con el paso del tiempo, por ese motivo es necesario filtrar entre tanta variedad de alternativas.

Tras el verano más raro de nuestras vidas y un largo confinamiento, los diseñadores de interiores, las firmas, creadores de productos y cazadores de tendencias se han puesto a trabajar más duro que nunca para sacar adelante nuevas propuestas y colecciones que pretenden destacar en el amplio universo del diseño de interiores.

Los próximos meses vendrán cargados de tendencias y fórmulas tan atrevidas y arriesgadas que nos retrotraen a décadas tan fructíferas como los 60 o 70. El diseño de mobiliario da una vuelta de tuerca y se inspira en diseños de otras décadas, los objetos cotidianos pasan a ser objetos de diseño, los revestimientos exteriores se meten hasta la cocina y materiales como el vidrio o el barro dominan el diseño de producto.

Estas son las 10 tendencias que marcaran el diseño de interiores del nuevo curso:

Tapizado efecto borrego
1/10

Tapizado efecto borrego

Los textiles con textura o efecto piel de borrego se han adueñado de las tapicerías de sillas, sillones, butacas y demás elementos de descanso.

Las firmas de textil más importante han incorporado colecciones con distintas texturas y procedencias, en colores que van desde el blanco roto a distintos tonos de crudo, y que nos recuerdan a la piel de ovejas.

Fotos (de izquierda a derecha): The Invisible Collection I The Fried Egg de Hans Olsen, 1956 I The Invisible Collection