Si crees que viajar en un crucero es sinónimo de aburrimiento o de incomodidad, te equivocas de medio a medio. Aunque hace unos años podía parecer una opción poco atractiva o muy exclusiva para unos pocos, en los últimos diez, la cantidad de pasajeros que han decidido subirse a un crucero para vivir sus vacaciones en alta mar se ha disparado un 40%, según datos de aquotic.

El sector, claramente al alza, se ha puesto las pilas, y ha empezado a invertir en más entretenimiento a bordo, mejores instalaciones y más diseño de interiores. Algunos cruceros, muy sofisticados, cuentan ya con campos de golf, pistas de hielo, toboganes gigantes, un gran número de actividades deportivas y de ocio dirigidas o una oferta gastronómica más que reseñable con chefs de renombre internacional. Por ejemplo, la mayoría de cabinas que hoy componen estos grandes barcos cuentan con balcones privados, algo que hace una década quedaba reservado para unos pocos camarotes.

Los barcos más lujosos del mundo ofrecen, por supuesto, suites con toda clase de lujos y comodidades: piscinas o jacuzzis interiores o exteriores privados, pianos, salones, tumbonas de masaje, vistas espectaculares, amplias terrazas, sala de juegos para niños, etc.

Aquí tenéis una selección de interiores de buques de lujo que no tienen nada que envidiar a los hoteles cinco estrellas. ¡Tomad nota y empezad a planear las próximas vacaciones en alta mar!

Jacuzzi exterior en terraza privada
1/10

Jacuzzi exterior en terraza privada

¿Te imaginas una habitación en un barco de más de 500m2? Pues la encontrarás en el The Haven Garden Villa, un buque de ensueño que ofrece camarotes con espectaculares salas de estar, tres dormitorios, jardín con terraza y jacuzzi y un piano.

Spa privado
2/10

Spa privado

Esta maravilla corresponde al RSS Explorer, un buque de Regent Seven Seas. The Regent Suite es el nombre de su camarote más lujoso decordado en blanco y negro, con litografías de Pablo Picasso adornando el pasillo de la entrada, ventanales que ocupan toda la pared de suelo a techo, dos salones, un comedor, dos dormitorios y un spa. Todo ello, en los 380 m2 que ocupa.

Enormes ventanales de cristal en la proa de la cubierta
3/10

Enormes ventanales de cristal en la proa de la cubierta

Con un interior de diseño minimalista, la Iconic Suite de Celebrity Cruises ofrece, entre sus muchos lujos, una hamaca balinesa con cuatro sillones de exterior, dos habitaciones y dos baños, además de este amplísimo salón.

La mejor sala de juegos para los niños
4/10

La mejor sala de juegos para los niños

La Ultimate Family Suite, de Royal Caribbean, está pensada especialmente para los más pequeños de la casa: con dos plantas distribuidas entre un dormitorio para los niños en la planta de arriba y con un tobogán para que se deslicen hasta la planta baja, un muro de lego para escalar, una sala de cine 3D con biblioteca y una máquina de palomitas. Y la planta baja, cuenta con una fantástica terraza de 20 m2 equipada de un lujoso jacuzzi y una mesa de billar.

Madera noble y espacios luminosos
5/10

Madera noble y espacios luminosos

La propuesta de la compañía Cunard Line es quizás la más clásica de la selección pero no por ello la menos elegante: ofrece espacios luminosos y claros, con un hall de entrada portentoso y dos plantas unidas por una preciosa escalinata.

Habitaciones en la proa
6/10

Habitaciones en la proa

Son las que ofrece el Sky Princess. Desde el gran balcón privado se puede disfrutar de las vistas 270º y relajarse en tumbonas, servicio de minibar y mobiliario de terraza.

Muebles diseñados por Ralph Lauren
7/10

Muebles diseñados por Ralph Lauren

Son los que encontrarás en los buques Marina y Riviera de la compañía Oceania Cruises. Amplios vestidores privados, bañeras con hidromasajes y servicio privado de entrada, de mayordomo y de conserje.

Lujosa, clásica y elegante
8/10

Lujosa, clásica y elegante

Las suites disponibles en el Silver Spirit también incluyen vestidores privados, librerías interactivas o bañeras con hidromasaje.

Cóctels delante del mar
9/10

Cóctels delante del mar

Si te hospedas en una de las suites del Crystal Serenity vas a disfrutar, ni más menos, que de una invitación privada al cocktail con el capitán del barco.

La harmonía de lo clásico junto a lo moderno
10/10

La harmonía de lo clásico junto a lo moderno

Alojarse en la majestuosa Pinnacle Suite de 121m2 del buque Nieuw Statendam también te da acceso a las fiestas privadas con los oficiales del barco o a usar, en exclusiva, el Neptune Lounge.