Normalmente hablamos sobre tendencias y estilos decorativos o analizamos proyectos de interiorismo relevantes o llamativos, pero en algunas ocasiones aparece un solo elemento o una pieza que nos sorprende y que merece toda nuestra atención. Hablamos en este caso del sofá Togo, un sofá con un diseño insólito y atractivo que tiene tantos adeptos como detractores.

Mira la galería de imágenes

A simple vista el diseño del sofá Togo puede resultar extravagante, peculiar e incluso poco atractivo. Su extraña forma (nada convencional) está inspirada según su creador, el diseñador Michel Ducaroy, en un tubo plegado de pasta de dientes. Y así lo presentó en el Salón de las Artes de París en 1978, donde el público y las firmas no mostraron mucho entusiasmo.

Contra todo pronóstico recibió el premio René-Gabriel por su innovador diseño y el uso de nuevas técnicas para su desarrollo. El relleno de toda la gama Togo es de espuma de poliéster con tres densidades distintas que lo hacen súper confortable. La funda también lleva una zona acolchada de guata de poliéster y sobredimensionada que le aporta aún más comodidad. Los que lo han probado afirman que experimentas una sensación envolvente y muy agradable.

La familia Togo ha ido creciendo y Ligne Roset, la firma que lo edita, ofrece actualmente siete modelos distintos: butaca, banqueta de dos y de tres plazas, un ángulo, el lounge, el gran sofá de dos plazas y el reposapiés. Todos perfectamente combinables para que puedas crear un sofá único.
 

Foto13

Fotografía: Jonas von der Hude

 

Su insólito diseño lo convirtió durante la década de los 70 y 80 en objeto de deseo de artistas y creativos. Hoy es posible encontrarlo tanto en viviendas de estilo clásico y contemporáneo como el auténtico protagonista del espacio. Sus primeras ediciones vuelan de los mercados de muebles vintage.

Su versión en cuero marrón es sin duda la más solicitada (cuanto más desgastado mejor), pero también es posible encontrarlo en negro o en tejidos más sufridos o actuales como el terciopelo. Asimismo, la gama de colores también se ha ido ampliando y hoy en día lo podemos encontrar en prácticamente cualquier tono o estampado.

Si estás pensando en adquirir un sofá Togo para tu salón, debes saber que es un modelo tremendamente versátil y a diferencia de lo que piensan sus detractores, se adapta como un guante a cualquier estilo decorativo.

Una pieza única
1/10

Una pieza única

Fotografía: Eve Wilson

De tonos marrones
2/10

De tonos marrones

Fotografía: Filip Dujardin

Comodidad ante todo
3/10

Comodidad ante todo

Fotografía: Maree Homer

Solo para ti
4/10

Solo para ti

Fotografía: frederickielemoes.be

Un color diferente
5/10

Un color diferente

Fotografía: Eve Wilson

El gusto del terciopelo
6/10

El gusto del terciopelo

Con un punto de personalidad
7/10

Con un punto de personalidad

Fotografía: Shannon McGrath

Donde apetece sentarse
8/10

Donde apetece sentarse

Fotografía: Urban Outfitters

El gris nunca falla
9/10

El gris nunca falla

Fotografía: Dulux Australia

Protagonismo indiscutible
10/10

Protagonismo indiscutible