Donde fueres haz lo que vieres, ¿no? Pues eso buscamos y es que después de mucho tiempo anhelando salones ajenos a través de la pantalla de nuestro teléfono móvil, hemos decidido que ya nos toca presumir del propio. Eso sí, en esta red social no todo vale, por algo es la más visual, la más creativa y en la que más tiempo invertimos eligiendo el filtro adecuado.

Instagram y todo el mundo 3.0 que lo rodea ha revelado el secreto que se escondía detrás de toda decoración de éxito: todo en nuestro hogar cuenta y hasta el más mínimo detalle –por pequeño que te parezca– te ayudará a crear la composición perfecta. Desde un cabecero de lo más original hasta pequeñas piezas de arte que parecen salidas del museo. Si quieres que tu casa se convierta en una máquina de generar likes en Instagram no debes dejar nada al azar.

Por eso hemos decidido echar un vistazo a algunas de nuestras cuentas deco favoritas para encontrar ese «que sé yo» que las hace merecedoras de batir la barrera de los likes una y otra vez. ¿El resultado? Hemos detectado un total de 7 reglas de oro que harán que tu salón sea el más fotogénico y reciba la calificación de «Muy instagrameable».

 

1. Láminas con mensaje

Si algo tienen las redes sociales es que sacan nuestro lado más reivindicativo. Deja que sea tu casa la que hable por ti y elige cuadros, imágenes y fotografías que transmitan tu forma de ver y entender la vida.

 

 

 

2. Entre cojines

Cada vez tienen más protagonismo, y lo saben. Por eso este año los veremos más y en más formas y colores. Puede que hasta ahora pensaras que eran un mero accesorio decorativo sin apenas importancia, pero la realidad es que, a día de hoy, son un imprescindible que no puede faltar en cualquier salón instagrameable. Ríndete a los diseños geométricos –redondos a la cabeza–, a los de terciopelo, lino o pelo.

 

 

3. Tonos neutros y naturales

Dentro de este grupo entran los colores tierra, los blancos y los grises. Absolutamente todos ellos tienen una cosa en común: aportan una sensación de serenidad a cualquier espacio, por eso gustan tanto. Y aunque nos declaramos totalmente a favor de pintar alguna que otra pared a todo color, la realidad es que elegir cualquiera de estos colores es una apuesta segura ya que nunca, nunca, nunca, pasan de moda.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Parisian home almost done now ✨

Una publicación compartida de AnneLaure Mais Moreau (@adenorah) el

 

4. Una manta, que no falte

No es solo para el invierno. Sí, te salvará en los meses más fríos, pero, estratégicamente colocada en el sofá, cuando llegue el calor, se convertirá en el accesorio necesario que dará un vuelco a las fotos que saques de tu salón. Eso sí, en esta época del año opta por textiles ligeros y huye del mohair, el terciopelo y el cashmere.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#pantone #livingcoral #pantone2019 #fun #architecture #love #design #decor #interiordesign

Una publicación compartida de Por Marcela Alcantara Machado (@casacombossa) el

 

5. Fibras naturales

Toman la forma de sillas, lámparas, butacas, alfombras y lo que surja. Las fibras naturales están cada vez más presentes en nuestras casas y eso se traduce en hogares más frescos y acogedores. Las reinas en clave deocrativa son: el mimbre, el ratán, el yute, el sisal o el bambú que combinan a la perfección en estancias en tonos neutros, pero también con azules, verdes y hasta con el Living Coral de Pantone que tanto estamos viendo estos días. 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El post de hoy lo ocupan dos de nuestras tendencias decorativas preferidas de este 2019, aunque en realidad ya vienen pisando fuerte desde hace un tiempo, y son el mobiliario de acabado redondeado y el protagonismo indiscutible de las fibras naturales como el ratán y el mimbre. Os hemos preparado una selección de imágenes en las que ambas se unen para formar ese mix de mobiliario que tanto nos gusta de interior/exterior. Liberemos al mimbre y el ratán de la exclavitud de la intemperie y démosle acogida en casa!!! ¿Os unís a esta tendencia? 👍🏻o👎🏻 - 📸 @sikadesign • LINK DIRECTO AL POST EN BIO: https://tinyurl.com/y48mu8be • #tendenciasdeco #ratan #mimbre #inspiraciondeco

Una publicación compartida de três studio (@tres_studio) el

 

6. Cestos, cestas y demás

Y ya que hablamos de fibras naturales no podemos evitar mencionar una tendencia que nunca pasa de moda –y nosotros que lo celebramos–. Estas cestitas, hechas normalmente de mimbre, son nuestro aliado soñado para hacer frente a esta época en la que a todos nos ha picado un poco la fiebre del orden. Y es que pocas cosas tienen menos cabida en Instagram que un salón en el que todo esté fuera de lugar. Existen en diversos tamaños, formas y alturas y, para los más atrevidos, también hay a todo color.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

I’m so excited to finally reveal my cruelty-free & sustainable living room🍃🌿 My vision was to create a sense of peace and inner calm that embodies my love for nature and respect for all beings. . Humane products do not originate from any living creature, animal byproduct and are not tested on animals✖️These are critical things to consider when you decide on each purchase you make. Vegan is not just the food you eat. Furniture and decor in your home can be cruel to animals for example leather couches, down pillows and fur blankets likely support animal cruelty. There are so many alternatives to animal skins/materials these days (most of the time they’re cheaper and better quality!) I also have never found leather to be comfortable and who enjoys sticking to their couch anyways 😂 . Do you really want to bring in the negative energy of pain and suffering into your home?🙅🏻‍♀️ It may take a little research to find what you are looking for (💡pro tip: google vegan furniture brands), but I think you’d be surprised at how easy it is to find vegan furniture. Let me know if you’d like to see a blog post on this topic and find out more about how I designed a cruelty-free home🤗 #rawmandahome

Una publicación compartida de AMANDA🌿 vegan food + lifestyle (@raw_manda) el

 

7. Un rincón especial

Es ese lugar que podríamos llegar a denominar santuario. Un espacio dentro de todo el salón en el que nos sentimos más a salvo que en cualquier otra parte del mundo o, simplemente, un buen sitio en el que tienes la iluminación perfecta para leer y desconectar. Si además le sumas un sillón en amarillo y tienes la suerte de que se cuela la luz natural te avanzamos, desde ya, que es carne de cañón de un fotón.