Los suelos de parqué son resistentes, duraderos y de gran belleza. Los suelos de madera (maciza o no) sofistican los espacios aportándoles una nota natural que pocos materiales consiguen y hay diseños para todos los gustos, así que no te asustes a la hora de cambiar los suelos de casa, solo tienes que informarte bien.

Aportan calidez, embellecen los espacios y revalorizan la decoración. Los suelos de madera son uno de los pavimentos más demandados para transformar los ambientes de la casa. Esto es así porque nunca pasan de moda, se conservan durante mucho tiempo y se presentan en infinidad de acabados y tamaños, además de permitir diseños que encajan en cualquier estilo decorativo. Los hay de madera natural, laminados incluso algunos cerámicos que reproducen su estética (y los vinilos capaces de imitarlos a la perfección). Antes de decantarte por un pavimento de madera u otro, debes conocer los tipos existentes y cuál es el proceso de instalación de cada uno.

Madera maciza

Elegir un suelo de madera no es tarea fácil, ya que en el mercado hay infinidad de opciones y calidades. De ahí la importancia de dejarse asesorar por un especialista. Antes de empezar, es importante conocer cuáles son los tipos de suelos de madera al uso (parqué, laminados...) y su sistema de instalación. A grandes rasgos, son estos:

  • Parqué. Es un revestimiento de interior de madera maciza disponible en varios formatos y grosores y con un espesor de más de 2,5 mm. Suele instalarse clavado sobre rastreles, en sistema flotante o encolado a la base.
  • Tarima. Es un parqué macizo machihembrado que suele presentarse ya barnizado. Las tablas de la tarima pueden ser machihembaradas en todo el perímetro o encoladas/ laminadas en varias capas de madera maciza. Se instalan con los mismos sistemas que el parqué tradicional.
  • Parqué taraceado. Se trata de tablillas de pequeñas dimensiones que suelen venir montadas sobre una malla (de fábrica).
  • Parqué multicapa. Se trata de una pavimento formado por varias capas de madera encolada; la superior debe tener más de 2,5 mm.

Suelos de madera sintéticos

Los suelos de madera sintéticos reproducen la estética de la madera a la perfección, sin embargo, como su nombre indica no son de madera. Su capa visible es de fibras de madera prensada en alta densidad y resina y se rematan con un papel en la capa superior que imita la madera. Las piezas suelen ser todas iguales (nudos, vetas...).

Mantenimiento del suelo de madera

Es importante que tengas en cuenta los cuidados específicos y de limpieza de cada uno antes de instalarlo. Decántate por la resistencia a la humedad y ralladuras en la cocina y habitaciones infantiles y por uno más delicado en el dormitorio.

¿Qué es el parqué?

Parqué es una palabra genérica que se utiliza para hablar de muchos tipos de suelos. En general, se refiere a uno de madera maciza con un espesor superior a 2,5 mm. Se compone de piezas de madera finas en distintos formatos y con diferentes posibilidades de instalación. La gran diferencia entre el parqué y los suelos laminados es que el primero es madera en toda su estructura, mientras que los laminados de madera deben tener al menos dos capas de este material, disponiendo en el superior de un espesor de al menos 2,5 mm. El roble sigue siendo el material más demandado. También los acabados de estética envejecida o que muestren la belleza natural de los nudos de la madera.

suelos de madera

Cosas a tener en cuenta con los suelos de madera de casa:

  • Los acabados que más se llevan son los envejecidos, arañados o cepillados, los que muestran los nudos y las vetas de la madera. Y en tamaños XXL.
  • El sistema ‘clic’ de instalación en el que las planchas se ensamblan entre sí, de forma fácil y rápida con un simple ‘clic’, además facilita la tarea de retirar los paneles para volver a colocarlos si es necesario. Es una reforma fácil y sencilla que puedes hacer tú mismo.
  • Deja 1,25 cm entre la las lamas de parqué y las paredes para que pueda expandirse.
  • Hazte una guía con cartón para ajustar el parqué a las esquinas de las paredes.
  • Recuerda que un suelo de parqué no puede pisarse hasta, al menos, 24 horas después de su instalación.

Base aislante: tan importante como elegir el suelo es elegir una buena base sobre la que instalarlo. Ten en cuenta los siguientes criterios:

Aislamiento acústico contra pasos: en los suelos laminados, las pisadas suelen ocasionar ruidos denominados eco de pasos. Este sonido depende de la base aislante sobre la que se instala el suelo. Una buena base será capaz de absorber este eco y reducirlo.

Aislamiento acústico en estancias inferiores: al caminar sobre un suelo laminado o de madera, se produce cierto ruido. Usando una base adecuada se puede reducir este efecto.

Nivelación de irregularidades: para evitar que queden huecos entre el suelo y la superficie sobre la que se instala, se recomienda usar una base que sea capaz de salvar al menos hasta 4 mm de irregularidades aisladas.

Protección frente a la humedad: los suelos laminados y de madera son muy sensibles a la humedad. Por eso, disponer de una buena base puede evitar que el suelo resulte dañado y mejore su rendimiento en zonas de gran humedad. El grosor mínimo recomendado para zonas poco húmedas y con escasa variación de la humedad es de 0,2 mm.

Colocación del parqué

  • En damero. Una instalación que reproduce la estética de los cuadrados en paneles de unos 48 x 48 cm.
  • En espiga. Las lamas de madera se colocan en un ángulo de 90 grados.
  • En lamas. Se colocan una a continuación de la otra. En la siguiente línea instalan las lamas siguiendo exactamente el mismo esquema.
  • Juego de juntas. Se colocan una a continuación de la otra. En la siguiente línea se inicia la colocación a mitad de la línea siguiente.

¿Cuánto cuesta poner suelo de madera?

La instalación de un parqué flotante de madera natural, en un piso de 100 m2, puede costar a partir de unos 20€/m2. Si es sintético, instalarlo puede costar unos 17€/m2.