La reforma de esta vivienda aúna talento, creatividad y diseño en busca amplitud y confortabilidad en el corazón de Madrid. Un trabajo que firma la interiorista Adriana Nicolau. Ella es la responsable del desarrollo estético de esta magnífica vivienda, un piso en el que realizó una reforma integral cuya clave fue el cambio de distribución: “La cocina estaba al fondo y pasó a formar parte del salón principal; se eliminó el pasillo largo y lleno de puertas, dando lugar a un distribuidor de menos de dos metros... Había que crear espacios amplios y diáfanos, tal y como deseaba su propietario”, apunta la interiorista.

El dueño –Alejandro Ruiz-Ijalba, socio fundador y Director Manager de Artist Space Talents, agencia de representación de influencers (cuya empresa madre es Banda Management, agencia de representación de televisión)– es un hombre conocido por su talento y creatividad. Esta última y la tendencia como parte de su quehacer diario son dos componentes que ha sabido trasladar a su casa, un reflejo de sus inquietudes estéticas adquiridas en un trabajo que requiere estar inmiscuido en las tendencias actuales y en el que ha desarrollado su gusto por la estética de vanguardia. “Decidió comprar esta casa por las enormes posibilidades de distribución que ofrecía. Nada más entrar, visualizó las opciones de espacio que se ajustaban a la idea que tenía del lugar en el que le gustaría vivir”, comenta la interiorista. Y si hablamos del proyecto de reforma y redistribución, Adriana lo tiene claro: “La cocina fue la zona más compleja, quería un ambiente con personalidad y muy potente, diseñé un espacio con molduras continuas que recuerda la estética de una boiserie  y una barra amplia para cenar con amigos. También trabajé mucho la iluminación para potenciar la sensación de confort y dar su lugar a cada elemento estético, enfatizando los puntos a destacar”. Una vez trasladada la cocina, el resto fue mucho más fácil y se logró diseñar un hogar a la medida del propietario, incidiendo en los detalles, creando muebles y eligiendo piezas con mucho mimo. Hoy es una vivienda cómoda y con espacios para disfrutar en familia, una casa que refleja la inquietud y el carácter detallista y emocional de su propietario; algo que Adriana Nicolau ha sabido plasmar con tino y mucho arte.

Espacios actuales funcionales

El glamur, la estética vanguardista, la elegancia y la diversión son sellos de identidad de los espacios que diseña y construye la interiorista Adriana Nicolau. Un buen ejemplo de ello es este proyecto, en el que la creatividad y el talento (también de su propietario, Alejandro Ruiz-Ijalba) se unen para idear atmósferas artísticas, contemporáneas y muy funcionales. Aquí, la distribución, concretamente el cambio de ubicación de la cocina, ha sido el elemento clave de organización espacial, algo que ha permitido crear ambientes claros, diáfanos y muy acogedores. Parte de ello lo aportan los muebles, algunos diseñados por el estudio de la interiorista, otros que son antigüedades, la cuidada selección de obras de arte y el buen gusto del propietario. Todo ello redunda en una atmósfera personal, sugerente y muy vanguardista.

Realización: Paloma Pacheco Turnes

Fotos: Amador Toril

Salón
1/11

Salón

Mesas de centro, piña sobre peana y lámpara sobre mesa auxiliar, de Mandalay. Puf de Rue Vintage 74. Cortinas diseño del estudio de Adriana Nicolau confeccionadas con telas de Dedar y James Malone. En el sofá gris, del propietario, cojines obra de la interiorista con textiles de Dedar; los de colores lisos son de C&C MIlano. Plaid de Zara Home. Al fondo, banco de Sandra Marcos. Separador de hierro dorado creación del estudio de Adriana Nicolau. Pajaritas y figura sobre mesa de centro del propietario. Alfombra de Alfombras Peña.

Rincón del salón
2/11

Rincón del salón

Sofá blanco, de Lago. Lámpara de pie diseño del estudio de Adriana Nicolau. Jarrón azul de Mandalay, al igual que el mueble bar y las butacas grises. Cojines sobre la butaca, diseño del estudio de la interiorista confeccionados con textiles de Dedar.

Detalle del salón
3/11

Detalle del salón

Los diseños de molduras de aspecto clásico y de estructuras verticales actuales forman un combinado de absoluta actualidad.

Comedor
4/11

Comedor

Molduras de Orac Decor. Pintura de JD7 Group. Cuadro Mona, de Pictoclub. Mesa de Diana Graña. Sillas Victoria Ghost, de Philippe Starck para Kartell. Sobre la mesa, jarrón y escultura de alas de Mandalay. Aplique de Eichholtz. Alfombra de DAC Rugs.

Cocina
5/11

Cocina

Lámpara de techo diseño del estudio de Adriana Nicolau. Piñas doradas y alas de la pared, de Mandalay. Bandeja dorada de Zara Home. Al fondo: tela de la puerta de Lorenzo Castillo para Gastón y Daniela. Papel pintado mural de Coordonné. Molduras de Orac Decor.

Detalle de la barra de la cocina
6/11

Detalle de la barra de la cocina

Taburetes altos adquiridos por el propietario. Molduras de Orac Decor.

Baño
7/11

Baño

Lámpara de techo antigua y adquirida en El Rastro. Aplique espejo de Vermissen. Escalera, espejo sobre la encimera y mesa auxiliar de Zara Home. Jarrones sobre mesa auxiliar de Mandalay. Revestimiento de la firma Matimex.

Detalle del lavamanos
8/11

Detalle del lavamanos

Espejo diseño del estudio de Adriana Nicolau. Jarrón y coral rojo de Mandalay. Lavabo de BDELUX impreso en titanio color cobre. Grifería de Grohe.

Dormitorio
9/11

Dormitorio

Lámpara de techo de Tom Dixon. Cortinas de Dedar. Cuadros enmarcados en Cristalería Venegas. Cabecero del propietario. Cojines de la cama de Dedar y Zara Home. Jarrón, de Mandalay, sobre mesilla, de Sandra Marcos. Alfombra de Alfombras Peña. Molduras de Orac Decor.

Arte en el dormitorio
10/11

Arte en el dormitorio

Celosías, molduras y arte para un dormitorio con encanto, luz y un aire moderno.

Separador de ambientes
11/11

Separador de ambientes

Los paramentos verticales permiten zonificar con mucha elegancia las estancias, marcando y diferenciando los espacios.