No había otra opción que derribar todos los tabiques posibles que compartimentaban varias estancias a lo largo del pasillo y redistribuir los espacios para adecuarlos a las necesidades de sus nuevos propietarios. Este piso situado en la zona alta de Barcelona ahora luce un cambio radical, incluso en aquellas partes que no se ven, como las estructuras originales que también debieron reforzarse.

Una reforma integral ha sido capaz de transformar un viejo piso barcelonés en una vivienda amplia y luminosa gracias al trabajo de Dröm Living.

Todo en orden
1/7

Todo en orden

El objetivo era crear estancias diáfanas y comunicadas, eliminando todas las barreras arquitectónicas innecesarias. Un ejemplo ya se percibe en el mismo recibidor. Su amplitud se ve potenciada por la no existencia de puerta respecto a la zona del salón-comedor, dejando tan solo una mampara de vidrio y hierro que deja fluir la luz natural, a la vez que representa una sutil separación visual.

Fotografía: Dröm Living.

Todo en orden
2/7

Todo en orden

Existe un elemento constructivo muy potente como es la pared de ladrillo visto que se recuperó y restauró en dos tramos, en forma de L, haciendo de hilo conductor entre el recibidor y el salón. Representa también un detalle que aporta calidez y un acertado toque industrial a la atmósfera. El gran mueble-estantería, diseño de Dröm Living, también sigue este estilo, incorporando una zona de espejos que amplía visualmente el salón.

Fotografía: Dröm Living.

Todo en orden
3/7

Todo en orden

Sobre el gran espacio diáfano que se presentó tras el derribo de todos los tabiques, se decidió la nueva distribución, reservando la parte frontal de la vivienda que da a la calle para el gran salón comedor con la cocina integrada. En la parte posterior, mucho más silenciosa, se ubicó la zona de noche reservada a dos dormitorios individuales, dos baños y una suite con vestidor.

Fotografía: Dröm Living.

Todo en orden
4/7

Todo en orden

El mobiliario de la cocina se ha distribuido linealmente en la pared frontal, incorporando todos los electrodomésticos y complementándose con una gran isla que hace de elemento separador visual respecto al comedor. Asimismo, ésta se ha dividido ofreciendo un tramo de barra para comidas informales y otro destinado a superficie de trabajo.

Fotografía: Dröm Living.

Todo en orden
5/7

Todo en orden

Los tonos piedra, las líneas rectas y los materiales nobles son la tónica predominante en todo el piso, también en la suite. Un ejemplo es el pavimento elegido para todas las estancias, un parquet laminado de madera de aspecto rústico que, en el caso del dormitorio, además, recubre la parte del cabezal de la cama.

Fotografía: Dröm Living.

Todo en orden
6/7

Todo en orden

En la suite se diseñó un gran armario que incorpora una zona de escritorio-tocador y para ello se tuvo que abrir acceso en una pared maestra que se reforzó con una columna vista que se decidió pintar de negro. La estancia, pensada como un espacio diáfano, cuenta con este mueble a medida que, a la vez, esconde la puerta de acceso a un espacioso y elegante baño.

Fotografía: Dröm Living.

Todo en orden
7/7

Todo en orden

Para los propietarios era importante generar prácticas zonas de almacenaje que facilitaran mantener los espacios despejados potenciando la sensación de orden. Una sensación también de tranquilidad que se desprende del conjunto del proyecto de interiorismo firmado por Dröm Living.

Fotografía: Dröm Living.