Fue en 2007 cuando Pia Capdevila decidió materializar su pasión por el interiorismo y la decoración con la apertura de su propio estudio de Diseño y Arquitectura de Interiores en Barcelona. Desde entonces, todos los proyectos que han pasado por sus manos han dado lugar a creaciones con personalidad y elegancia, siempre adaptadas al gusto y a las necesidades de cada cliente. Espacios únicos y muy especiales en los que cada detalle importa como el que más.

Recientemente, todo el trabajo y esfuerzo de Pia cumplieron 10 años. Una década de completa dedicación y formación que bien merecía una celebración por todo lo alto. Y qué mejor manera de festejarlo que cruzando el Mediterráneo para inaugurar a principios del año pasado un nuevo estudio en Mallorca.

Con todo, el 2017 ha sido un año de lo más especial para ella. Un año para echar la memoria hacia atrás y recordar con cariño todas y cada una de sus creaciones. Pero también un año para mirar hacia delante y afrontar el futuro con ganas y entusiasmo, para seguir ofreciendo proyectos innovadores y frescos dando rienda suelta a las ideas rebosantes de todo su equipo.
 

diez años estudio pia capdevila


Porque el espíritu emprendedor, constante y positivo de Pia conjuga a la perfección con la dedicación y la implicación de todas las personas que la rodean. Todos los proyectos los asumen como un reto, pero también como una oportunidad para disfrutar de aquello que aman. No es de extrañar, pues, que el resultado de su trabajo no solo destaque por su profesionalidad sino también por ese cariño y ese mimo que desprenden a la hora de asumir los retos del día a día.

Ya sea en viviendas, locales u hoteles, Pia y su equipo congenian a la perfección con sus clientes, ofreciéndoles cambios integrales en una gran variedad de espacios. Y es que una de las características distintivas del estudio de Pia es su versatilidad y su capacidad de adaptación, pudiendo asumir desde reformas de interiorismo domésticas y comerciales, encargándose de la rehabilitación, la redistribución y la restauración, hasta proyectos de escaparatismo, diseño y montaje de stands.

En esta década, además, el estudio de Pia también ha canalizado su savoir faire en el ámbito de la decoración, creando espacios de principio a fin, así como en la elaboración de estilismos decorativos o la participación en bodas o exposiciones, por ejemplo, aportando su toque personal a eventos tan especiales. En un mismo sentido, la iluminación juega un papel importante en su trabajo, jugando con las luces para crear el ambiente perfecto.

Una gran diversidad que, sin embargo, conserva siempre su denominador común: el cuidado por el detalle en el diseño de cada caso concreto. Porque es eso lo que, al final, acaba marcando la diferencia.