Con el papel pintado pasa algo similar como con la pintura: es muy sencillo de renovar, puede hacerlo uno mismo y el efecto visual y estético es inmediato. También, al igual que la pintura, requiere de una pared en perfecto estado (a excepción de los papeles con relieves y texturas, que pueden ayudarte a disimular pequeños desarreglos murales). Es importante comprobar que no haya desconchados o revoco que se desprenda.

Calcular el papel

La medida estándar de un rollo es de 10,05 x 0,50 m. Leroy Merlin nos cuenta cómo saber cuántos necesitarás: debes medir la altura de la pared (resta el rodapié), divide la longitud del rollo por la altura de la pared y tendrás el número de largos que te salen de cada rollo; por otro lado, mide el perímetro de la habitación, descontando puertas y ventanas, y divide el perímetro de la habitación entre el número de largos que te salió antes. Si el papel tiene dibujos que deban casar, calcula un 10% más de papel.

Tipos de papel

A grandes rasgos, los papeles pintados son:

Tejido-no tejido (TNT). Es de celulosa y fibras textiles. Es el más fácil de fijar en la pared, ya que se aplica el adhesivo directamente en ella.

Papel con base no tejida. Un papel de color blanco que puede pintarse.

Vinílicos. Tienen una capa de vinilo que los hace impermeables y lavables. Se pueden arrancar en seco y también son muy fáciles de colocar.

¿Qué debes tener en cuenta?

  • Calcula la cantidad de papel que necesitas y cómpralo todo: evitarás tintadas distintas.
  • Lee bien las instrucciones del fabricante en el rollo, porque cada producto presenta diferencias de instalación.
  • Para conseguir un remate perfecto junto a enchufes e interruptores, retira el embellecedor y empapela hasta el borde de la caja de mecanismos. Luego, coloca de nuevo el embellecedor.

¿Cuánto cuesta?

El empapelado de una casa está en función del material a usar y los metros, pero podemos calcular que tiene un precio desde 15€/m2.

papel pintado dormitorio

Claves para acertar con el papel pintado

Paloma Llopis, Responsable de Diseño de KA International nos deja algunos trucos para acertar con el uso del papel pintado.

Si eres un amante del papel pintado, seguro que sabes, antes de empezar la reforma, qué estilo de papel vas a poner. Aunque lo habitual es que empieces a pensar en ello cuando el espacio va cogiendo forma, ¡también está bien! La decisión de cómo vestir tus paredes es la última parte de la reforma técnica y la primera de la decoración. Aquí se deja paso al gusto y estilo personal.

Estas son las tres preguntas clave que tienes que hacerte para elegir el papel pintado perfecto:

• ¿Qué estilo quieres?

• ¿Cómo es el espacio que quieres vestir?

• ¿Qué protagonismo quieres que tenga?

A nivel de diseño y decoración existen tantas opciones como estilos. Desde dibujos que evocan a la naturaleza, con toques florales y referencias exóticas, pasando por diseños con texturas (normalmente conocidos como semilisos), geométricos, rayas e incluso diseños que imitan materiales como madera, piedra o ladrillo visto. Elige el que mejor encaje con el resto de los elementos del espacio a decorar, tus necesidades y estilo personal. En KA International tienen muy en cuenta que el diseño de papel coordine a la perfección con los elementos textiles del espacio: cortinas, cojines y tapicerías.

El papel pintado es un recurso de decoración muy económico y socorrido que te permite decorar y personalizar sin grandes complejidades técnicas. Además, puedes empapelar de nuevo el espacio si te cansas del diseño, es un elemento que decora y personaliza una estancia en mayor grado que pintar la pared de un color, lo puedes usar en una sola pared (si es en el dormitorio, puede ser la de la cama, a modo de cabecero), puedes utilizarlo para vestir interiores de vestidores, armarios, cajones, fondos de pasillo... ¡Pruébalo! Hoy en día, existen soluciones técnicas que te permiten usar papel pintado en prácticamente cualquier tipo de superficie y exposición. Las principales características a tener en cuenta son:

Papeles vinílicos: para espacios húmedos, como el baño, utiliza papeles vinílicos, que son diseños resistentes tanto a la abrasión como a la condensación.

Papeles lavables: para zonas de paso, dormitorios infantiles o zonas expuestas a mayor uso, te recomendamos que el papel que elijas sea también lavable.

Papeles con buena resistencia a la luz: para zonas con alta exposición a la luz solar.

A la hora de instalar el papel pintado, solo hay dos detalles técnicos importantes que debes saber antes de empezar: las dimensiones del espacio que quieras empapelar y el tamaño del rapport del diseño del papel pintado. El rapport, también llamado raccord o case, es el patrón o repetición de dibujo. Con esta información sabrás la cantidad de papel que necesitas y podrás casar el dibujo y que quede bien colocado. Con todo esto, ya puedes elegir el papel pintado que necesites. Pruébalo si buscas renovar el estilo de un espacio, es un elemento de decoración con el poder de cambiar por completo la estancia donde lo coloques. Obtendrás un resultado impecable a un coste asumible.

Guia Reformas 2019