No hace falta realizar una gran inversión para que el ultravioleta sea algo más que el color del año para ti. Será el color de tu casa. Un tono intenso, con personalidad y elegante, que combina bien en contraste con muchos de los tonos de la rueda cromática.

 

Púrpura para la ropa de cama
1/12

Púrpura para la ropa de cama

Sábanas, almohadones, cojines, funda y un plaid. Tan sencillo como renovar los textiles de la cama y poner al día el dormitorio. 

Fuente: H&M

Efecto shabby chic para el dormitorio
2/12

Efecto shabby chic para el dormitorio

Si no te atreves con la versión más intensa y llamativa del color del año, rebájalo en pintura con un efecto envejecido. El resultado: elegante, sofisticado y envolvente. 

Fuente: Tuo Agency

En las zonas de paso
3/12

En las zonas de paso

Una manera de darle personalidad a una zona de paso es pintar las paredes en ultravioleta. Un pasillo, el recibidor, el distribuidor de una escalera… 

Fuente: Daniel Hopwood

Las paredes del salón
4/12

Las paredes del salón

Si estás pensando en cambiar la imagen de tu salón, aprovecha y pinta una de las paredes en este color. Aquí puedes ver el efecto que conseguirás. 

Fuente: Wallpaper up

Nueva tapicería para tu butaca preferida
5/12

Nueva tapicería para tu butaca preferida

Date el capricho y retapiza en morado esa butaca o sillón que tan cómodo te resulta. Será la pieza estrella.

Fuente: Nexus Designs

Toques de color para el sofá
6/12

Toques de color para el sofá

Los cojines son los mejores aliados para introducir color sin miedo. Pequeñas pinceladas que renuevan la imagen pero sin riesgos. 

Fuente: Pinterest

En el sofá para los más atrevidos
7/12

En el sofá para los más atrevidos

Uno de los muebles que más protagonismo tiene en el salón es el sofá. ¿Te atreves? 

Fuente: Nexus Designs

Visillos o cortinas
8/12

Visillos o cortinas

Es el momento de actualizar las ventanas. Una cortina o visillo en ultraviolet sorprenderá. 

Fuente: Designers Guild

Las sillas del comedor
9/12

Las sillas del comedor

Elige un modelo tapizado en morado, como el que ha usado la interiorista Merixtell Ribé en este comedor, o en madera pintada, metal o plástico. No hace falta que todas las sillas sean púrpuras, puedes combinar colores. 

Fuente: Meritxell Ribé The Room Studio

Un mueble especial
10/12

Un mueble especial

Incorpora este color en un mueble. Un aparador, una cómoda, un banco, una mesita auxiliar… 

Fuente: Architonic

Un cuadro
11/12

Un cuadro

Un lienzo al óleo, una fotografía o una ilustración son perfectas para introducir el toque de color morado que estabas buscando. ¿En qué pared lo pondrás?

Fuente: Nexus Designs

Donde menos lo imaginas: las puertas
12/12

Donde menos lo imaginas: las puertas

Es una manera de darles un papel relevante en la decoración o, simplemente, actualizarlas. 

Fuente: The Zhush