El mundo del interiorismo, el diseño y la decoración cuenta con grandes mentes que luchan por abrirse un hueco con sus ideas frescas, claras e innovadoras. Nuevas voces que se alzan con fuerza en este sector y a las que, sin duda, merece la pena darles protagonismo. 

Es por ello que hoy queremos descubriros cuatro nuevos talentos, cuatro nuevas fuentes de inspiración a tener en cuenta. Así, por un lado, Carla Cascales, una barcelonesa cuyo diseño gráfico para grandes marcas, proyectos escultóricos y puestas en escena de interiores son realmente inspiradores, y la interiorista Meritxell Ribé y el arquitecto Josep Puigdomènech, por el otro, que apuestan por una aritmética creativa que, sobre la base de la suma, cristaliza en un estudio bicéfalo, complementario y muy dinámico. 

LaSelva Studio, por su parte, está formado por Manuel Bañó y David Galván quienes, desde México D.F. y Valencia, experimentan con materiales, formatos, funciones y necesidades. Todos ellos trabajos a los que cabe añadir el de Blanca Fabre y Alejandro Fauquié, dos interioristas de trayectoria fulgurante –y con un proyecto sentimental en común, además– que apuestan ahora por demostrar que la unión hace la fuerza formalizando su vínculo profesional. ¿Queréis conocerlos?
 

Carla Cascales
1/12

Carla Cascales

Primero estudió Publicidad, y de ahí saltó al Diseño. Su pasión por el volumen le llevó finalmente a la Escultura. Su carrera ha discurrido muy intuitivamente. Actualmente trabaja en su propio estudio, realizando obra artística para galerías, proyectos de interiorismo y arquitectura y diseño para marcas.

Una misma línea
2/12

Una misma línea

A Carla nunca le ha gustado encasillarse en una faceta; le atrae la idea de la Bauhaus de borrar los límites entre arte, diseño, arquitectura… Lo que sí que siente es que todo su trabajo sigue una misma línea, que cree que podría definirse como “llegar a la esencia sin perder la poesía”. Eliminar todo lo superfluo hasta llegar a lo que importa.

Belleza herida
3/12

Belleza herida

Hay dos conceptos de la cultura japonesa que fascinan a Carla y que tienen una gran importancia en su trabajo. El primero es el wabi-sabi y su visión de la belleza que admira lo imperfecto, lo mundano, lo natural, lo incompleto… tan distinta a la veneración de Occidente de la perfección. Y, el segundo, es el kintsugi, una técnica para reparar fracturas de la cerámica con resina espolvoreada con oro, y plantea que las roturas y reparaciones forman parte de la historia de un objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarse. Así, al poner de manifiesto su transformación, las cicatrices embellecen el objeto.

Meritxell Ribé - The Room Studio
4/12

Meritxell Ribé - The Room Studio

1+1=2. Meritxell y Josep siempre han pensado que trabajar en equipo aporta un plus muy valioso en su profesión, y, así, desde sus primeros proyectos aplicaron su relación de una manera sencilla y progresiva, aún con sus diferencias. La unión de sus distintos puntos de vista y formaciones hace que el resultado sea un éxito.

El uno por el otro
5/12

El uno por el otro

Meritxell parte de un punto de una visión emocional y detallista. Reinterpreta una y otra vez la fusión de los estilos, materiales y colores de una manera especial, creando una escenificación que tiene mucho que ver con su forma de ser. Josep interpreta los espacios dotándolos de racionalidad y proporción, adaptando cada proyecto al entorno existente y a las necesidades predefinidas por el cliente. Amante de los materiales nobles y el confort en todos sus sentidos, busca la unión de ambos de manera no visual y sin que entren en conflicto.

Sus modelos
6/12

Sus modelos

Para Meritxell, los clásicos serán grandes inspiradores siempre: Walter Gropius, Alvar Aalto, Frank Lloyd Wright… y, entre los contemporáneos, Tadao Ando. Diseñadores, Hans J. Wegner, Ingo Maurer, Charles y Ray Eames, y su querido Miquel Milà. En cuanto a Josep, siempre le ha fascinado la fortaleza de lo simple, la pureza del menos es más, de Mies van der Rohe a Vincent Van Dyusen y John Pawson, todos tienen en común que trabajan la arquitectura y el interiorismo como un todo, sin fisuras.

LaSelva Studio
7/12

LaSelva Studio

Estudiaron Ingeniería técnica en diseño industrial en el CEU, y después hicieron juntos el Máster en mobiliario e iluminación en el mismo sitio. Tras unas prácticas en el estudio Odos Design, y después de exponer, en 2012, en su primer NUDE, Manuel empezó a trabajar con Magnus Long en Londres y David con Morten Georgsen en Valencia. Luego, Manuel se mudó a México para colaborar con Héctor Esrawe.

Racionalistas
8/12

Racionalistas

A Manuel y David les gusta diseñar desde la lógica, siguiendo un camino limpio y sin demasiado ornamento. Buscan la diferenciación en los pequeños detalles, en gestos y en soluciones constructivas diferentes. Les interesan la expresión y cualidades propias de cada material.

Contra lo (solo) útil
9/12

Contra lo (solo) útil

Algo que motiva a Manuel y a David es diseñar muebles y objetos que no se queden en lo simplemente utilitario. Les gusta darle una segunda lectura a sus proyectos, utilizar guiños para que la gente se relacione con ellos. A veces hasta segundas funciones o planear segundas vidas para el producto. Por supuesto partiendo de que una mesa debe servir para comer o trabajar, pero ¿por qué no puede desmontarse y enviarse en flat-pack por correo a cualquier parte del mundo? Les gustaría seguir trabajando siguiendo esta lógica en el futuro, buscando un lenguaje propio que esperan ir puliendo con los años.

Blanca Fabre
10/12

Blanca Fabre

De pequeña era muy observadora y todo le llamaba la atención. Aparte del mundo de la gemología, se interesó por la interpretación y la escenografía. Llegó al interiorismo porque, al ser la profesión de su madre (Patricia Sanchiz), desde muy joven la vivió de muy cerca y acabó fascinándole. Estudió en ELISAVA y trabajó en el estudio de Pascua Ortega durante tres años, tras los cuales montó el suyo propio.

Alejandro Fauquié
11/12

Alejandro Fauquié

El caso de Alejandro es muy similar: de padre arquitecto (Fernando Fauquié), simultaneó la carrera de Arquitectura de interiores en la Politécnica de Madrid con la apertura de FdG, la tienda de antigüedades de su padre. Después, él mismo inauguraría la suya, antes de concentrarse en el interiorismo.

Llevarse el trabajo a casa
12/12

Llevarse el trabajo a casa

Desde que Blanca y Alejandro se conocieron realmente llevan participando uno en los proyectos del otro. No saben si dos es mejor que uno, pero ellos disfrutan mucho trabajando juntos y eso se manifiesta en sus proyectos: uno puede tomar una idea del otro y desarrollarla en una dirección inesperada. Es el resultado de aunar una diversidad de experiencias e ideas.