Una piscina en verano no solo es para quien tiene mucho espacio y posibilidad de hacer obra. Y no hablamos de colocar una piscina desmontable, ¡no! Nos referimos a la posibilidad de convertir una terraza, jardín o patio de tamaño mini en una zona con piscina. Nos hemos enamorado por completo de algunas casas con piscinas pequeñas y queremos enseñarte los diferentes estilos y posibilidades.

Es importante tener en cuenta varias cosas antes de plantear una piscina en casa: primero de todo hay que asegurarse de tener el permiso de construcción según cada localidad, en segundo lugar, diseñar la piscina y ver qué posibilidades hay: ¿tiene que ser una piscina a ras de suelo? ¿O mejor elevarla a base de hormigón, piedra o madera? O bien, elevar el suelo y colocar una plataforma para que parezca una piscina enterrada sin tener que agujerear el suelo?

Por último y no menos importante, hay que instalar las tuberías y el sistema eléctrico necesario.

¿Te animas?

Un patio interior muy bien aprovechado
1/9

Un patio interior muy bien aprovechado

Los dueños de esta casa lo tenían claro: ellos quería piscina este verano, sí o sí. Una piscina de formato mini, rectangular y a ras de suelo, ¿y por qué no? Si, además, dejas espacio para colocar una zona de descanso con sillas o hamacas y la rodeas de plantas, el resultado es lo más. A veces no hacen falta grandes obras para una piscina. Por ejemplo, si no puedes agujerear el suelo puedes optar por allanarlo primero y colocar una plataforma con el tipo de suelo que más te guste: madera laminada, piedra, césped artificial (con una base elevadora). De esta forma conseguirás una piscina enterrada sin gastar mucho. Eso sí, en este caso, la profundidad de la piscina también será menor.

Una piscina de obra elevada y al blanco
2/9

Una piscina de obra elevada y al blanco

Si te resulta complicado hacer obra en el suelo, otra opción es optar por una piscina mini elevada a base de cemento aprovechando las paredes de la terraza. Junto con una escalerita y el naranjo rodeado de piedras naturales, definitivamente esta terraza es un espacio con mucho encanto. Además, el blanco agranda el espacio y le dará un toque isleño y rústico que te encantará.

Continuidad y poca profundidad: un resultado 10
3/9

Continuidad y poca profundidad: un resultado 10

Tener poco espacio no está reñido con no tener piscina, eso ya ha quedado claro. En este caso se ha optado por una piscina a ras de suelo y con poca profundidad, como si de una continuidad de la casa se tratara. Un espacio para refrescar los pies que aporta estética y lujo a este patio con encanto. El blanco de las láminas de madera ayuda a agrandar el espacio junto a la uniformidad de las paredes. Menos es más y queda demostrado.

Piedra y estilo tropical
4/9

Piedra y estilo tropical

Si te gusta el estilo tropical, ésta piscina será tu favorita. Las plantas, la pared de piedras naturales y el fondo con baldosa de color azul le aportan un toque cálido que invita todavía más al baño en verano. Las escaleras y la repisa lateral lo convierten además en una piscina tipo spa que nos encanta.

Madera, piedra y piscina
5/9

Madera, piedra y piscina

¿Tienes un jardín y ya no sabes qué ponerle? Recuerda, una vez tengas en mente el tamaño de la piscina que quieras y hayas calculado también el tamaño que necesitas alrededor de ella, excava, allana, instala las tuberías y el sistema eléctrico y ya puedes empezar a construir tu piscina en el jardín.

Piscina sin obra al estilo la Toscana
6/9

Piscina sin obra al estilo la Toscana

Las piscinas sin obra son una gran solución y el mercado actual tiene modelos de mucho estilo. Lo bueno de este tipo de piscinas es que puede optarse por colocarlas tanto en el interior como en el exterior de la casa. En este caso, la elegante piscina se puede acompañar de módulos del mismo color que sirven a la vez de escalera y de asiento. Es el modelo Playa Living, en rattan y acero, de la marca Piscine Laghetto (su tamaño es de 2,20 x 2,20 aunque tiene más tamaños disponibles).

Una piscina interior de ensueño
7/9

Una piscina interior de ensueño

¿Y por qué no incorporar una piscina en el salón? A ras de suelo y en pocos metros junto a la ventana, esta mini piscina es ideal para darse un chapuzón con los pequeños de la casa.

Encanto rústico en una piscina mini y blanca
8/9

Encanto rústico en una piscina mini y blanca

¡No hay espacio mejor aprovechado que este! En un rincón de la terraza, a base de cemento elevado se ha creado una piscina mini de forma redonda y color blanco al más puro estilo ibicenco.

Mini piscina de interior o exterior, ¡y redonda!
9/9

Mini piscina de interior o exterior, ¡y redonda!

Su borde rebosadero, su forma circular, su tamaño mini, el color blanco… nos encanta todo de esta piscina en versión mini que sirve tanto para el interior como el exterior de una casa. Además, cuenta con un depósito interno que garantiza la recirculación automática del agua, y el llenado constante. Así pues, solo hace falta disfrutarla.

Resulta ideal para un rincón en el jardín o terraza que no utilices, o incluso para una estancia en casa y convertirla en un pequeño oasis particular. Interior o exterior, en ambos casos esta mini piscina tiene un sistema de calentamiento del agua. Es de la marca Kos by Zucchetti y su material es metacrilato.