Cuando llega el frío nos apetece sentarnos en el sofá a desconectar y envolvernos en nuestra manta preferida. La última tendencia en textil para el hogar necesita de unas agujas XXL para tejer y un gran ovillo de lana virgen 100%. El resultado son unas mantas de punto grueso de gran calidad, tremendamente suaves, cálidas y asombrosamente ligeras. Si eres manitas puedes intentar tejer una propia siguiendo las instrucciones de uno de los numerosos tutoriales que podemos encontrar en internet, si lo tuyo no son las agujas puedes conseguirlas en tiendas especializadas.

El punto grueso no solo se utiliza para tejer mantas, esta misma técnica también se desarrolla para crear en cojines, pufs, alfombras e incluso cestos. El efecto que crea el punto grueso es irresistible para los cazadores de ultimas tendencias en decoración.

Este invierno ya no podemos quejarnos de frío en casa.

Hemos paseado por blogs y tiendas online y estas son las propuestas que más nos han gustado:

Manta de lana, de Free People
1/11

Manta de lana, de Free People

Agujas de madera, de Ohhio
2/11

Agujas de madera, de Ohhio

De Stadshem
3/11

De Stadshem

De Westelm
4/11

De Westelm

Manta de punto de Loopy, de Lebenslustiger, en DaWanda
5/11

Manta de punto de Loopy, de Lebenslustiger, en DaWanda

Nidos puff de punto de lana de Nueva Zelanda, de Zilalila
6/11

Nidos puff de punto de lana de Nueva Zelanda, de Zilalila

Puf 100% de lana de oveja de Nueva Zelanda, de Christien Meindertsma en Droog
7/11

Puf 100% de lana de oveja de Nueva Zelanda, de Christien Meindertsma en Droog

Manta de lana de merino, de Ohhio en Etsy
8/11

Manta de lana de merino, de Ohhio en Etsy

Alfombra de lana trenzada, de Knitting Noodles
9/11

Alfombra de lana trenzada, de Knitting Noodles

Cojín de lana de oveja, de Lebenslustiger
10/11

Cojín de lana de oveja, de Lebenslustiger

Cesto de lana trenzada, de Knitting Noodles
11/11

Cesto de lana trenzada, de Knitting Noodles