El Open Shelving o Kitchen Shelving es una de las tendencias clave en el diseño de cocinas esta temporada. Tener parte del almacenaje de la cocina a la vista de todos ya no es síntoma de desorden, hoy se constituye como una de las corrientes más seguidas en el diseño de interiores de cocinas.

El Open shelving es una forma de almacenaje en la que los utensilios típicos de la cocina (cacerolas, platos, vasos y demás menaje) se sitúan en estanterías, vitrinas o camareras totalmente abiertas, sin puertas. De esta forma, podemos tener los objetos más cotidianos a la vista y al alcance de la mano. Es una manera de tener localizados todos los utensilios sin volvernos locos en su búsqueda.

No podemos negar que el almacenaje abierto tiene algunos inconvenientes: acumulación de polvo, sensación de desorden y peligro de caída. Aún así esta tendencia tiene cada vez más seguidores. La clave está en combinar varios tipos de almacenaje en la cocina. Por una lado, instalar muebles convencionales con puerta para almacenar aquellos objetos más delicados o que usemos ocasionalmente, y por otro, estantes o vitrinas abiertas donde se muestren los utensilios más cotidianos.

Una de las alternativas que defienden los adeptos al Open Shelving es la contraría, mostrar las piezas más bonitas en estos muebles abiertos y guardar tras una puerta los utensilios más cotidianos y antiestéticos. Sin duda es la opción más armoniosa y estética.
Escojas la opción que escojas, el Open Shelving dará un aire más actual y desenfadado a tu cocina. Ofrece tanta libertad que es compatible con cualquier estilo de cocina, desde la opción más clásica, pasando por las cocinas de ambiente rústico o industrial.

Otra de sus ventajas es el coste. Tener una Kitchen Shelving es mucho más económico que una cocina convencional. Las estanterías, estantes o camareras tienen un precio más asequible que los muebles de cocina a medida. Además, te permiten moverlos de sitio o sustituirlos en función de tus necesidades y sin tener que invertir mucho presupuesto.

 

¿A qué esperas para rendirte al Open Shelving?