El Hotel Vincci Soho, situado en el barrio de las Letras de Madrid ha renovado su establecimiento inspirándose en la ebullición artística de este popular barrio.  La interiorista Alejandra Pombo ha sido la encargada de crear un espacio acorde al lugar en el que se encuentra, haciendo alusión al mundo onírico y del espectáculo, todo aquel que se adentra puede transportarse a otra dimensión, “un lugar imaginario y diferente a la realidad, donde cada persona puede evadirse”, asegura la interiorista. La presencia de personajes surrealistas, como la jirafa “Lola” en la entrada, dan vida al hotel y sorprenden a todo aquel que lo visita.

Ahora, el espíritu del barrio se adentra más que nunca en el establecimiento para permitir vivir esta ebullición artística sin salir del propio hotel. La reforma de Hotel Vincci Soho forma parte de la apuesta de la cadena hotelera por ofrecer la máxima calidad a sus huéspedes, tanto en el servicio como en sus instalaciones y mantener una constante actualización de sus alojamientos acorde a las nuevas tendencias, necesidades y formas de viajar.

reforma hotel 1

Alejandra Pombo, en la reforma de este hotel se ha querido inspirar en el entorno donde está situado que está considerado como el “corazón literario” de la ciudad y ha sido apodado como el “Triángulo del Arte”. Todo ello está reflejado en el mundo imaginario que ha diseñado la interiorista en la planta baja del establecimiento con personajes surrealistas que desfilan como si de una obra de teatro se tratara.

La reforma de este hotel ha sido posible gracias a un complejo proceso de remodelación de cinco edificios históricos protegidos, que han dado como resultado un edificio absolutamente integrado con su entorno y con el barrio en el que se encuentra como ya hemos dicho.

En la entrada, la jirafa “Lola” da la bienvenida a los huéspedes  al establecimiento y les anima a adentrarse en este universo mágico. A continuación, la recepción inspirada en una taquilla de cine de época adelanta el resto de elementos que encontraremos a continuación, como un mural pintado a mano en la pared de entrada, realizado en exclusiva para el hotel, una pintura sin estructura, un poco caótica que representa y resume un mundo de sueños que se entremezcla en todos los espacios del hotel. En el centro del establecimiento, un enorme carroussel sirve de nexo de unión para los distintos espacios y a su vez, de separación, y se convierte en protagonista con sus tonos verdes y su iluminación. Se trata de una barra de bar de lo más original en la que se puede disfrutar de refrescos, cervezas, vinos o cócteles, en la compañía de “Pepe”, un pavo real que se ha posado allí para lucir su plumaje. Se pueden encontrar elementos decorativos por todas las estancias de acceso libre del hotel y cada uno de ellos, está pensado e ideado expresamente para estar en ese preciso lugar. No se ha dejado nada al azar, sino que todo está pensado minuciosamente para trasportar a los clientes a un mundo onírico que no les dejará indiferentes.

reforma hotel 2

Antes de entrar al Hotel Vincci Soho, ya vemos que es especial y que apuesta por la originalidad desde la fachada en la que una hilera de hormigas anticipan el mundo imaginario que se va a encontrar en el interior. Creadas por la marca Coolesguay, un total de 18 hormigas de 60 cm aproximadamente, realizadas en fibra de vidrio, con patas y antenas metálicas, y un acabado de pintura de revestimiento pétreo liso en color negro, recorren la pared de establecimiento dirigiéndose a la puerta del hotel.

Este es un establecimiento que ofrece mucho más que una simple estancia, sino que es toda una experiencia onírica y un contacto directo con el mundo artístico del surrealismo.