La pareja protagonista de esta reforma, realizada por Santiago Interiores, decidió cambiar su piso en la ciudad por una casa alejada del ajetreo urbano. La ubicación, en las afueras de un pequeño pueblo pesquero, fue uno de los motivos que les animó a decidirse. Comprensible. Se trataba de un entorno privilegiado, en el que los niños podrían jugar con libertad, y en el que todos disfrutarían con calma de su vida en familia.

El otro aliciente, sin duda, era la necesidad de contar con un hogar diseñado a medida, especialmente en lo que respecta a la cocina. Querían dar importancia a esta estancia y por ello el arquitecto, José Antonio Gómez Domínguez, situó la cocina en una habitación que recibe la luz del sol prácticamente durante todo el día, a través de un ventanal y una amplia puerta acristalada.
 

Cocinas Santos isla jardín 1

Fotografía: Esther Taboada

La tonalidad clara de paredes, techo, puertas, muebles altos y encimeras potencia esta luminosidad natural, contrastando con los grises que aportan volumen y carácter al conjunto. La elección del mobiliario también la tenían clara desde el principio: varios de sus familiares ya disfrutan de cocinas equipadas con muebles Santos, por lo que conocen la marca de primera mano y saben que puede ofrecerles justo lo que están buscando.
 

Cocinas Santos isla jardín 2

Fotografía: Esther Taboada

Santiago Interiores organizó la estancia alrededor de una gran isla central, que aglutina las principales funciones de la cocina: amplia superficie de trabajo, zona de cocción con módulo portaplaca estructurado en tres niveles de cajones, y zona de lavado con mueble portafregadero y lavavajillas integrado. Además, en su cara exterior, la encimera funciona como una práctica barra para desayunos y comidas rápidas.
 

Cocinas Santos isla jardín 3

Fotografía: Esther Taboada

Además, la estancia funciona como antesala de un espectacular jardín exterior, ideal para organizar un picoteo o merienda cuando acompaña el buen tiempo.

Tras la intervención los propietarios disponen de una cocina pensada para ellos, en la que el ambiente luminoso, cálido y agradable invita a arrancar cada día con una carga extra de vitalidad y optimismo.