Ikea hacks son los cambios y las nuevas versiones que se le pueden dar a los muebles del gigante sueco. No hace falta que seas un manitas para poder tener muebles originales y únicos en tu casa, hay opciones sencillas para darle una nueva vida a tus muebles típicos de Ikea para que tu hogar respire aires nuevos.

A todos nos gusta ir cambiando de muebles e ir decorando nuestra casa a medida que pasa el tiempo. Nos encanta incorporar esas nuevas tendencias para que nuestro hogar siempre esté a la última. Pero también somos consciente de que eso es casi imposible, que no podemos ir cambiando de muebles cada temporada o reestructurar toda nuestra vivienda cada año, sería un desmadre. Lo que sí es posible, y recomendable si quieres que tu casa luzca diferente y única, es darle una segunda oportunidad a esos muebles de Ikea que crees que te aburren. Darles un toque de color, cambiar la estructura o la orientación, añádele patas o ruedas, cámbiale los tiradores…. Son miles las posibilidades que se nos presentan y aquí te dejamos algunas ideas. Después de Ikea Hacks e Ikea Hacks II, llega esta tercera entrega de la saga, porque las ideas para customizar todo tipo de objetos son inagotables.

Pese a que cualquier mueble se puede piratear o adaptar a tu hogar, en el catálogo de Ikea hay varios objetos que son perfectos para hacerlo por su diseño o acabado. El taburete FROSTA o los muebles de la colección IVAR son algunos de los más demandados para darles una segunda vida. Si eres un experto en bricolaje, seguramente puedas atreverte con muebles más complejos, más grandes o con cambios más elaborados, pero si no lo eres, no te asustes, hay opciones para todos los niveles. Desde darle una nueva vida a una simple silla o un espejo hasta grandes estanterías o muebles de salón, solo hace falta que tengas claro qué quieres hacer y cómo.

Sin más rodeos, aquí podrás encontrar muchas otras ideas para redecorar tu casa y darle ese toque que tanto deseas. Si con las dos primeras entregas de Ikea hacks no tuviste suficiente, ahora llega la tercera parte que no te va dejar indiferente y seguro que despierta tu imaginación y te inspira a poner en práctica alguna de estas ideas.

Mesa Gloss White Lack Side (antes)
1/18

Mesa Gloss White Lack Side (antes)

Fuente: Ikea

Mesa Gloss White Lack Side (después)
2/18

Mesa Gloss White Lack Side (después)

Fuente: Ikea Hackers

Mesa Gloss White Lack Side (después) 2
3/18

Mesa Gloss White Lack Side (después) 2

Fuente: Ikea Hacks

Mesa de TV BESTÅ (antes)
4/18

Mesa de TV BESTÅ (antes)

Fuente: Ikea Hackers

Mesa de TV BESTÅ (después)
5/18

Mesa de TV BESTÅ (después)

Fuente: Ikea Hackers

Macetero SOCKER (antes)
6/18

Macetero SOCKER (antes)

Fuente: Ikea

Macetero SOCKER (después)
7/18

Macetero SOCKER (después)

Fuente: Ikea Hackers

Mesa TV HEMNES (antes)
8/18

Mesa TV HEMNES (antes)

Fuente: Ikea Hackers

Mesa TV HEMNES (después)
9/18

Mesa TV HEMNES (después)

Fuente: Ikea Hackers

Cómoda RAST (antes)
10/18

Cómoda RAST (antes)

Fuente: Ikea

Cómoda RAST (después)
11/18

Cómoda RAST (después)

Fuente: Ikea Hackers

Cómoda RAST (después) 2
12/18

Cómoda RAST (después) 2

Fuente: Ikea Hackers

Librería BILLY (antes)
13/18

Librería BILLY (antes)

Fuente: Ikea

Librería BILLY (después)
14/18

Librería BILLY (después)

Fuente: Ikea Hackers

Pequeña estantería BEKVÄM (antes)
15/18

Pequeña estantería BEKVÄM (antes)

Fuente: Ikea

Pequeña estantería BEKVÄM
16/18

Pequeña estantería BEKVÄM

Fuente: Ikea Hacks

Armario IVAR (antes)
17/18

Armario IVAR (antes)

Fuente: Ikea

Armario IVAR (después)
18/18

Armario IVAR (después)

Fuente: Ikea Hackers