Aunque en la pareja tres son multitud, esta regla tiene su excepción cuando hablamos de diseño interior. Está demostrado que el ojo humano percibe como más atractiva la visión de tres elementos o las composiciones impares. Tres es el número más pequeño que nuestro cerebro percibe como un patrón. Es la denominada regla del tres o de los impares.

Mira la galería de imágenes

De tres en tres, las composiciones impares en decoración mantienen el equilibrio y son mucho más dinámicas que las pares. Es una de las claves o normas que mejor funcionan a la hora de decorar un espacio. Sobre todo para aquellas personas que cuentan con pocas nociones o ideas de decoración, esta regla les solucionará muchos rincones.

Una de sus aplicaciones es la de colocar juntos tres objetos o piezas decorativas de distintas dimensiones sobre una mesa, un estante o en la repisa de una ventana. Hay composiciones que siempre funcionan, como por ejemplo un jarrón, un libro y una vela. La finalidad es que convivan de forma natural unos junto a otros.
 

Ideas decoración la regla del tres Will Anderson

Fotografía: Will Anderson

La regla del tres también funciona con elementos iguales, como es el caso de lámparas, jarrones, maceteros, espejos… dispuestos de forma estratégica son un acierto seguro. Los maceteros y los espejos funcionan mejor a distintas alturas, mientras que las lámparas son más versátiles y pueden aparecen en la misma línea visual o formando una escalera.  

Esta regla también es aplicable a los colores, texturas o materiales. Si juntamos una pieza de madera, con una de metal y otra de cristal, estaremos ante una composición mucho más equilibrada que si mezclamos elementos elaborados con el mismo material o peso visual. Con los colores pasa algo parecido, aunque en este caso hay que pensar la paleta previamente, ya que no todos los colores funcionan entre sí.
 

Ideas decoraciónn la regla del tres Sara Woodrow

Fotografía: Sara Woodrow

Por último, en el caso del mobiliario, la regla del tres proporciona mucho más dinamismo a los espacios. Si situamos una mesa auxiliar con una lámpara de sobremesa junto a una butaca de diseño, tendremos una composición equilibrada. Prueba a ponerlo en practica.

¿Aún no has puesto en practica la regla del tres o de los impares en casa? 

La regla del tres (o de los impares) en decoración
1/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: Wendy Fenwick

La regla del tres (o de los impares) en decoración
2/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: Sugar and cloth

La regla del tres (o de los impares) en decoración
3/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: Vtwonen por Prchtg

La regla del tres (o de los impares) en decoración
4/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: Katelavie

La regla del tres (o de los impares) en decoración
5/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: Katelavie

La regla del tres (o de los impares) en decoración
6/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: José Hevia

La regla del tres (o de los impares) en decoración
7/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: Gunn and swain

La regla del tres (o de los impares) en decoración
8/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: Heju

La regla del tres (o de los impares) en decoración
9/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: Paulette-magazine

La regla del tres (o de los impares) en decoración
10/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: Julie Ansiau

La regla del tres (o de los impares) en decoración
11/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: Andreasbergsaker

La regla del tres (o de los impares) en decoración
12/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: Binti Home

La regla del tres (o de los impares) en decoración
13/13

La regla del tres (o de los impares) en decoración

Fotografía: Fern-shop