Algunos de estos muebles tienen más de cien años, pero siguen estando de completa actualidad. Son los clásicos atemporales, como se les suele llamar; los que han escrito la historia del diseño y lo siguen y seguirán haciendo a lo largo del tiempo ya que nunca caducan, nunca pasan de moda, son verdaderos iconos del diseño.  Se han intentado imitar, pero nada les puede hacer sombra a los originales que hoy os presentamos. La Silla Wassily o la Lámpara Arco, son solo algunos de los ejemplos de estos magníficos muebles que son útiles y a la vez objeto de decoración que perfectamente podríamos encontrar en una casa recientemente reformada como en una de hace muchos años.

Algunos de estos iconos del diseño de interiores son sillas, un objeto que se ha hecho imprescindible en nuestro día a día que no podríamos concibir un espacio sin sillas. Pero no podemos olvidar que "la silla es un objeto muy difícil. Tiene que ser ligera, fuerte, cómoda. Casi es más fácil construir un rascacielos que una silla" como dijo Mies Van der Rohe.

Existen muchos muebles icónicos pero no todos tienen la capacidad de ser atemporales y seguir siendo referentes de moda tras haberlo sido durante muchos años. Hoy os traemos alguna muestra para que los recordéis, aunque seguramente no habéis podido olvidarlos, porque como dijo Ray Eames “lo que funciona bien es mejor a lo que se ve bien, porque lo que funciona bien permanece en el tiempo”. Y eso es exactamente lo que les pasa a todos los muebles que os dejamos a continuación.

 

Silla Wassily
1/10

Silla Wassily

Marcel Breuer (1925). KNOLL

Su diseño fue especialmente revolucionario para la época, por el uso de tubos de acero y su método de fabricación. La estructura original era de acero niquelado, posteriormente cromado y doblado. El asiento y el respaldo son de cuero, lona o tela.

Mesa E1027
2/10

Mesa E1027

Eileen Gray (1927). CLASSICON

Inscrita dentro del movimiento modernista de finales de los años 20, la racionalidad de sus líneas y el uso de dos materiales como el cristal y el acero cromado han hecho que el diseño de esta mesa auxiliar de altura ajustable se convierta en atemporal.

Sillón LC2
3/10

Sillón LC2

Le Corbusier (1928). CASSINA

Es el arquetipo de sillón moderno. La cuidadosa diferenciación de la estructura en forma de jaula de los cojines internos es una clara afirmación del enfoque racionalista de la pieza. Con estructura de acero cromada, la tapicería está disponible en piel o en tela.

Silla Barcelona
4/10

Silla Barcelona

Ludwig Mies van der Rohe y Lilly Reich (1929). KNOLL

Fue creada, junto al otomán y a la mesa auxiliar a juego, para el Pabellón alemán de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929. De acero cromado y cuero, sus patas en aspa se inspiran en la sella curilis que usaban los magistrados romanos.

Mesa de centro
5/10

Mesa de centro

Isamu Noguchi (1944). VITRA

Isamu Noguchi adaptó la estética biomórfica de sus esculturas a un mueble con formas orgánicas. Dos piezas de madera de fresno negro, arce o nogal, colocadas en ángulo recto, ofrecen un soporte estable al grueso y resistente tablero de cristal.

Silla serie 7
6/10

Silla serie 7

Arne Jacobsen (1955). FRITZ HANSEN

Es, probablemente, la silla más vendida de la historia. Apilable, supone la culminación del uso de la técnica de laminación. Es ligera y apilable, y ofrece opciones como reposabrazos o ruedas. Está disponible en una amplia gama de colores y acabados.

Silla LCW
7/10

Silla LCW

Charles y Ray Eames (1945/1946). VITRA

Los Eames buscaron nuevos procedimientos para adaptar la madera laminada a las formas del cuerpo. El resultado fueron las sillas del Plywood Group. Gracias a la forma orgánica de las carcasas y a los respaldos ligeramente flexibles, son muy confortables.

Lounge chair y Ottoman
8/10

Lounge chair y Ottoman

Charles y Ray Eames (1956). VITRA

Inspirados en los tradicionales sillones de club ingleses, fueron diseñados para combinar elegancia y confort supremo. La butaca se ofrece en dos tamaños y diversas configuraciones con distintos tipos de tapizado, carcasas de madera y bases.

Lámpara Arco
9/10

Lámpara Arco

Achille y Pier Giacomo Castiglioni (1962). FLOS

La intención de su forma fue poder iluminar una mesa desde, al menos, 2 metros de distancia para no molestar a los comensales y sin estar condicionada a un punto fijo como las lámparas de techo. La base de mármol de Carrara de 66 kg hace de contrapeso.

Mesa Tulip
10/10

Mesa Tulip

Eero Saarinen (1956). KNOLL

Forma parte de la colección Pedestal junto con una mesa de café y una auxiliar. La idea original de Saarinen fue liberar el máximo de espacio para las piernas. La base está disponible en blanco, negro o aluminio y el sobre en blanco, madera o mármol.