De líneas casi minimalistas, sencillo, pero cálido al mismo tiempo. Así es el estilo nórdico. Abusa del color blanco y de las maderas para dar luminosidad a las casas porque en Escandinavia escasea el sol. Es funcional y amante de lo natural.

Pon un nórdico en tu vida (y en tu casa). Una pieza, dos o un mar de ellas. Las puedes buscar y encontrar todas en esta lista de diez marcas nórdicas que te descubrimos y de las que te enamorarás. ¡Hablarás noruego, sueco o danés!