En el diseño de interiores actual nada es lo que parece. Cada vez es más habitual encontrar objetos o mobiliario cumpliendo una función que a priori no le corresponde. Cajas haciendo las veces de mesillas de noche, cestas que actúan como maceteros o antiguas puertas que sirven como sobre de una mesa.

La aparición de la filosofía DIY –un caso muy típico son los famosos Ikea hacks ha conseguido cambiar nuestra mentalidad en cuanto a los usos de los materiales y  objetos. Ésta forma de entender la decoración cada día gana más adeptos y nos ofrece alternativas originales y divertidas para decorar nuestra casa con poco presupuesto. Sólo es necesario echarle ganas y un poco de imaginación.

Hoy vamos a descubrir gracias a las propuestas de varios amantes del DIY, diez cabeceros alternativos a los habituales, que convertirán nuestro dormitorio en un espacio aún más original. Diez divertidas y bonitas alternativas que pueden adaptarse a cualquier estilo decorativo.

 

1. Ventanas: si hay un marco perfecto para enmarcar el cabecero de la cama esta es sin duda la ventana del dormitorio. Si cuentas con una ventana grande y con buenas vistas no descartes la opción de encuadrarla como cabecero para tu cama.
 

2. Puertas o palets antiguos: si un día caminando por la calle encuentras una puerta o un palet antiguo, no sigas caminando. El potencial de estas piezas es enorme, y entre otras cosas puede hacer las veces de cabecero. Una pasada con la lija y un poco de pintura y tendrás un cabecero único.
 

3. Pintura: marcar la zona del cabecero de la cama con un poco de pintura en otro color es además de un recurso muy económico, es una opción de lo más original. La forma y el color depende de tu estilo.
 

4. Tapices: pañuelos, tapices, alfombras multicolor, macramé… cualquiera de estas opciones son perfectas para crear un cabecero de estilo boho.

 

cabeceros originales 7

Fotografía: Homepolish

 

5. Espejos: uno de gran formato –mejor si es redondo- o en compañía de otros espejos. Este recurso nos aportará un cabecero con un efecto muy especial y sensación de profundidad. Si tienes una colección de espejos sol es tu oportunidad de lucirla en un lugar privilegiado.
 

6. Galería de cuadros o fotos: uno de los recursos más utilizados para marcar la zona del cabecero de la cama es crear una composición de cuadros o fotografías. Antes de hacer ningún agujero en la pared, recuerda diseñar la composición previamente en el suelo, es muy importante que la disposición de los cuadros guarde cierta armonía.
 

7. Libros: las redes sociales son una fuente inagotable de inspiración, y precisamente ahí nos hemos encontrado varias propuestas de cabeceros realizados con libros abiertos. ¿no os parece de lo más original?
 

8. Flores: otra de las alternativas más originales, es la de usar flores de tela o preservadas para marcar esta zona. La opción más romántica.
 

9. Estantería: Una estantería, además e ser un recurso útil, crea un marco prefecto para el cabecero de la cama.
 

10. Otros elementos: hay muchísimos elementos que pueden ser usados para crear un cabecero alternativo. Desde una alfombra, a una composición de salvamanteles pasando por un cesto grande. El límite lo pone la imaginación.


¿Te atreves a crear un cabecero con alguno de estos elementos?