Es lo que primero verán de nuestra casa, nuestra carta de presentación, por ello es un error dejar al azar la decoración de los recibidores. Y es que el recibidor, por ubicación, es la estancia que permite salvar esa “distancia social” con el resto de la casa, pero ha de mostrar con ésta cierta continuidad estética. Hablamos de estilo, por tanto, las opciones decorativas son de lo más variopintas, con infinitas posibilidades. 

decoracion recibidores ikea

Y ya si hablamos de la parte práctica, el equipamiento de un recibidor va a depender mucho de las rutinas de los moradores. Espejos, cajonera, perchero, zapatero, asiento, armario, etc., para los muebles de la entrada todo vale si hace falta, pero siempre cuidando la composición final sabiendo que ‘menos es más’ y que el orden es fundamental aquí.

Pero hay quien considera el recibidor como un espacio “muerto” y opta por presidir de él incorporando sus metros cuadrados a la primera estancia que llega tras la puerta, habitualmente, el salón. Y sí, ganas superficie útil pero pierdes cierta intimidad y ese espacio para acoger los habituales bártulos de entrada y salida, aunque siempre se puede crear un mini rincón o aprovechar una de las paredes para ello.

decoracion recibidores kenay home

En cualquier caso, la decoración de recibidores es un mundo e, independientemente de que sea un recibidor pequeño o uno más grande, esté más amueblado o menos, solo quienes viven en la casa saben cómo necesitan que sea este espacio.