Cuando se trata de cambiar la decoración de alguna de las estancias de nuestra casa, por norma general nuestra mente suele pensar en la sustitución del mobiliario antiguo por uno nuevo o incluso en grandes reformas de las que no veremos los resultados finales hasta pasados unas semanas o meses, dependiendo del tipo de proyecto. No solemos dar valor al hecho de que, actualizando determinados detalles, podemos conseguir un efecto muy favorecedor y diferenciado sea cual sea la estancia.

A favor de estos pequeños cambios está el hecho de que suelen ser mucho más fáciles de aplicar y que, además, se llevarán una parte mucho más pequeña de nuestro presupuesto. Esto último es especialmente clave tenerlo en cuenta ya que nos animará a apostar por opciones más atrevidas y transgresoras. Y es que de los accesorios que vamos a hablarte hoy no hace falta que te quedes con las opciones más conservadoras como quizá harías con el sofá o los muebles de la cocina. Aquí puedes dejarte llevar por las tendencias ya que los puedes sustituir una y otra vez a bajo coste.

No es lo mismo caer en la tentación de cambiar todos los suelos de tu casa por la tendencia de los suelos ombré –que son ideales, pero el cambio implica un coste–, que renovar los pequeños accesorios decorativos de tu hogar en los que, además, normalmente no pensamos, pero que también configuran el estilo decorativo de cada una de las estancias.

¿Te gusta la idea de renovar el estilo de tu casa una y otra vez? Todo esto es lo que debes y puedes cambiar.

1. Incorpora plantas
1/10

1. Incorpora plantas

Sí, en plural porque enriquecen cualquier espacio y bien colocadas en el dormitorio son un foco de luz y de color. Eso sí, elige las que sean ideales para el interior, especialmente si tu habitación no tiene ventanas. Si tienes duda puedes consultar nuestra guía. Lo ideal es incluirlas en alguna estantería así ayudarás también a aligerarla visualmente del peso y protagonismo de los libros.

Visto en Dreams & Jeans

2. Sustituye los pomos
2/10

2. Sustituye los pomos

Nos referimos especialmente a los de cómodas y armarios que incluyan cajoneras. Son realmente sencillos de cambiar y las tiendas low cost están llenas de diferentes opciones y alternativas que seguro encajarán con el estilo decorativo de tu dormitorio. De hecho, puedes irlos cambiando según la estación o combinar varias formas y diseños entre sí.

Visto en City Farm House

3. Una bandeja
3/10

3. Una bandeja

Seguro que tienes algún producto de cosmética que siempre guardas en tu habitación. Puede ser que sea el perfume, un colorete o tu pintalabios favorito. Son esos productos que nos ponemos justo antes de salir de casa y que preferimos no ubicar en el baño por comodidad. ¿Dónde los guardas? Si los tienes desperdigados por la cómoda, lo mejor es guardarlos todos juntos en una bonita bandeja o tabla que además dará un aire diferente a tu cómoda.

Visto en Urban Outfitters.

4. Espejos
4/10

4. Espejos

Son grandes aliados deco ya que además de cumplir con su funcionalidad, ayudan a ampliar el efecto óptico de nuestras estancias. No pueden faltar en nuestra lista por su versatilidad: grandes, pequeños; con marco, sin él; sobre la cómoda, apoyados en el suelo, con pie… Tú elegirás el tuyo y lo podrás cambiar una y otra vez a tu gusto.

Visto en Shairoom

5. Piezas de arte
5/10

5. Piezas de arte

El arte es siempre una buena inversión. Es una forma de tener un objeto de valor en casa y que seguro se adapte a las dimensiones de la misma. Puede que hayas tenido un flechazo con alguno de nuestros objetos de deseo, pero puede que no sea apto para tu dormitorio. Sin problema, recurre a un cuadro, una fotografía de tu artista favorito o una pequeña escultura que, como las plantas, será el toque definitivo para que presumas de estantería.

Visto en Decoración 21

6. Papel Pintado
6/10

6. Papel Pintado

Es un clásico de la decoración contemporánea y un detalle que puede cambiar la decoración de nuestro dormitorio en cuestión de segundos. No pienses en el papel pintado como un accesorio decorativo para cubrir todas las paredes. De hecho, el efecto cubriendo solo una de ellas nos parece mucho más acertado. Ten en cuenta, además, que no solo tiene por qué servir para cubrir paredes, en armarios y puertas también funciona a la perfección.

Visto en Ham Interiors

7. Revive tus enchufes
7/10

7. Revive tus enchufes

Es probablemente uno de los elementos decorativos más olvidados de nuestro hogar por eso desde aquí queremos reivindicar su protagonismo y proponerte que renueves las piezas que rodean los enchufes de tu dormitorio por piezas metálicas que se rindan al dorado. Son pura tendencia.

Visto en Keisu

8. Iluminación en apliques
8/10

8. Iluminación en apliques

Las lámparas de techo o de pie suelen ser el centro de atención de cualquier estancia y también suelen generar un nivel de luz que no es tan agradable a medida que se hace de noche y solo queremos un disimulado hilo que nos acompañe en nuestro momento de lectura. Entran en juego, así, los apliques. Son sencillos de colocar y, junto a la mesita de noche, darán un nuevo aire al cabecero de tu cama.

Visto en Coco Lapine Design

9. Biombo
9/10

9. Biombo

Por alguna razón este accesorio decorativo genera división de opiniones: lo adoras o no quieres saber nada más de él. Los que son en ratán, son tendencia –como el resto de muebles en este material–.

Visto en Api Shop Style

10. Nuevos textiles
10/10

10. Nuevos textiles

Son un recurso sencillo y en el que seguramente habrás pensado cada vez que quieres cambiar la decoración de tu dormitorio. Si no te has animado todavía, el cambio de estación puede ser la excusa perfecta. Elígelos en estampados tropicales, geométricos o colores atractivos. El resto estará hecho.

Visto en BVM Home