Vivir en el centro de la ciudad tiene infinitas ventajas, pero el gran tamaño de las casas no es una de ellas. Los pisos son cada vez más y más pequeños y de todas las estancias la que suele quedarse con menos metros es el baño. Esto nos obliga a trasladar elementos esenciales como el tocador al dormitorio o, incluso, buscar espacio para almacenar toallas, productos de higiene y demás utensilios que, por lógica, deberían encontrarse en el baño, a otras estancias de la casa. Los que vivís en la ciudad sabéis de sobre a lo que nos referimos porque probablemente también lo sufrís en carne propia.

 

Y aunque a todos nos gustaría tener uno de esos amplios baños de catálogo en los que nunca falta espacio y cabe más de una persona a la vez, la realidad es que la gran mayoría debemos conformarnos con muchos menos metros cuadrados. Pero si algo hemos aprendido en todo este tiempo es que, en materia de decoración, el tamaño ayuda, pero no importa. Es decir, que no debemos renunciar a seguir las tendencias en baños que van a marcar este 2019 ni a tener un baño al que no le falte de nada. De hecho, presumir de un baño al que, por muy pequeño que sea, nos de gusto entrar cada mañana es solo cuestión de dar con los detalles justos y necesarios. Aplica cada uno de los puntos de esta lista y la próxima vez que abras la puerta de tu baño sentirás que ha ganado algunos metros de más. ¡Palabra!

1.	Mobiliario 2 en 1
1/10

1. Mobiliario 2 en 1

Lo sentimos, pero cuando hablamos de baños pequeños, elegir el mueble principal no puedes dejarte llevar con el corazón. Puede que hayas tenido un flechazo con ese mueble de lavabo minimalista, pero ¿dónde vas a guardar todas tus cosas? La cosa empeora si la falta de espacio de almacenaje es un problema que afecta al resto de estancias de la casa. Decántate por un mueble que tenga varias funcionalidades. Confía en nosotros, hay opciones que son prácticas y estilosas todo en uno.

 

Fotografía: Revista Interiores

2.	Muebles transparentes
2/10

2. Muebles transparentes

Nos estamos refiriendo a piezas en acabado acrílico que, además de ser pura tendencia, generan un efecto óptico ideal para tu pequeño baño. A su favor, que no invaden el ambiente y ayudan generar ese efecto de amplitud que tanto buscamos. Para el baño te serán útiles los que adoptan la forma de taburete, de pequeña mesa auxiliar o de estantería.  

Fotografía: Mia Baxter

3.	Cajones compartimentados
3/10

3. Cajones compartimentados

Están muy aceptados en la cocina y en los armarios de la ropa, pero ¿por qué no incluir compartimentos también en los cajones del baño? Incluir un sistema de guías en el que ubicar cepillos, maquillaje, cremas y demás puede ser extremadamente eficaz no solo para ahorrar espacio, también para facilitarnos un poco el momento de acicalamiento matutino.

Fotografía: IKEA

4.	Almacenaje alternativo
4/10

4. Almacenaje alternativo

Tanto si tu baño no da lugar a colocar un mueble como si necesitas espacio extra existen otros trucos para ganar espacio de almacenaje. La opción tradicional son los cestos, sin embargo, a no ser que los ubiques debajo del lavabo, estos también nos roban metros –a veces, en exceso–. Nosotros te recomendamos que pruebes a colgar cestas de menor tamaño en la pared, son perfectas para tener a mano todos los objetos que más utilizas en tu día a día. Toalleros y perchas en la puerta también son una alternativa práctica que, a la vez, nos ayuda a mantener el orden.

Fotografía: Revista Interiores

5.	Elige bien tu mampara
5/10

5. Elige bien tu mampara

Otra decisión clave en lo que a decoración del baño se refiere. Para baños pequeños es preferible optar por diseños de cristal totalmente transparente ya que dejan ver la estancia completa, sin límites. En cuanto a características como la altura, el tamaño y grosor te diremos que, en líneas generales, cuanto más sencilla mejor. Si necesita puertas, descarta las abatibles. Una mampara con puertas correderas es lo que tu baño necesita.

 

Fotografía: Revista Interiores

6.	Espejos de gran tamaño
6/10

6. Espejos de gran tamaño

Son los salvadores de cualquier estancia de pequeño tamaño, no solo del baño. La razón es lógica : gracias al reflejo multiplican el espacio y aportan más luminosidad, más amplitud y más entrada de luz. Al contrario de lo que hemos estado diciendo hasta ahora, en el caso del espejo, cuanto más grande mejor y si no tiene marcos estaremos redundando en esa búsqueda de amplitud que tanto necesitamos en nuestro baño pequeño.

Fotografía: Revista Interiores

7.	Carros, ¿sí o no?
7/10

7. Carros, ¿sí o no?

Aunque nos encante la idea de un baño simple, lamentablemente las exigencias del día a día mandan. De modo que nuestra respuesta es un rotundo sí a los carritos. Especialmente si no tienes la suerte de que tu baño cuente con espacio extra debajo del lavabo. Nos gustan porque son versátiles, los tenemos siempre a mano, podemos guardar todo tipo de objetos y si alguna vez los tenemos que sacar del baño podremos utilizarlos en otras estancias como la cocina o el recibidor.

Fotografía: IKEA

8.	Un toque de color
8/10

8. Un toque de color

La norma dicta que los colores neutros –blancos, grises y beiges– son los que deben prevalecer en un baño pequeño y que introduzcas notas de color inesperados que aportan dinamismo en detalles como las toallas, los bastidores o un pequeño mueble. Esto no quita que arriesgues y una de las paredes la cubras con papel pintado o la tiñas de un color más oscuro, puedes ganar y mucho.

 

9.	Un extra de iluminación
9/10

9. Un extra de iluminación

Un clásico es que un baño pequeño vaya acompañado de poca luz –sobre todo de la natural–. Los baños de las ciudades suelen estar ubicados en el interior de las casas con lo que las ventanas brillan por su ausencia. Colocar una pequeña lámpara junto al espejo o, mejor aún, hacerse con un espejo que ya tenga la iluminación incorporada es la solución que necesitas. Eso sí, fíjate que sea lo más blanca posible.

10. 	Aprovecha cada rincón
10/10

10. Aprovecha cada rincón

Con esto no queremos decir que satures el baño de mobiliario, tiene más que ver con que observes esos elementos que puede ser que tu baño tenga de forma natural y a los que puedes sacarles partido. Por ejemplo, los inodoros que tienen la cadena en la parte frontal o lateral, dejan libre la parte superior y ese espacio puede ser la ubicación ideal para que coloques una pequeña bandeja con los cosméticos que más utilizas a diario. Si te gusta esta idea, recuerda: si la bandeja es acrílica o efecto espejo conseguiremos además potenciar esa sensación de amplitud.

Fotografía: Ballard Designs