Hace ya décadas que aquellas viviendas repletas de pequeñas habitaciones, con salita, salón, comedor, cocina, varios dormitorios, salas de juegos, todas ellas herméticas, como pequeñas cajas secretas de las que nada se podía saber hasta abrir la puerta que las separaba del resto del mundo… pasaron de moda. Quedaron atrás dando paso a viviendas con menos estancias pero más amplias. Cuando el tamaño de esas viviendas comenzó a reducirse por cuestiones económicas, se instauró en España el modelo loft, puesto de moda entre la bohemia neoyorquina de los años 50, que se trasladó a grandes edificios industriales del Soho, Tribeca y el barrio Oeste (y todavía muy habitual en la ciudad). La unión entre cocina y salón es una de las más valiosas reminiscencias de esos tiempos, tan de moda ahora como entonces. Es sinónimo de calidez, de cercanía, de confort y, además, genera espacios mucho más generosos.

Cocina Comedor SieMatic URBAN

¿Cómo conseguir el resultado óptimo? Muy sencillo. Solo tienes que seguir los consejos del interiorista José Miguel Simón, director de Iconno:

1.- Utiliza el mismo suelo en cocina y comedor para generar esa continuidad. Las maderas oscuras son una buena elección. También los mármoles. Limpios, elegantes.

2.- Opta también por la misma pintura o papel (actualmente los hay lavables, cuentas con revestimientos de neopreno…).

3.- Usa la isla como punto divisorio y de unión entre ambos espacios. Por un lado separa sutilmente terrenos, por otro, con taburetes a ambos lados se convierte en el perfecto nexo de unión e, incluso, en centro de conversaciones junto a un vino, de cenas informales…

4.- Elige las mismas luminarias y una luz cálida y regulable, que se adapte a las necesidades de cada momento. Por supuesto, esto no impide que en el salón haya lámparas-objeto para iluminación puntual o que en la cocina la zona de trabajo tenga una iluminación más intensa y neutra.

5.- Por último, selecciona detalles que generen unidad. Por ejemplo, una serie de jarrones de la misma línea que se repartan de forma aparentemente aleatoria en rincones de ambos espacios.

espacio de concepto abierto