Los textiles para completar nuestra cama y fiel compañera de sueños, son parte fundamental de la misma y del conjunto de la decoración del dormitorio; además, aportan, comodidad, bienestar y contribuyen favorablemente a la “percepción y experiencia” de descanso. Según los expertos de Grupo Lo Monaco existen determinadas características de la ropa de cama que pueden hacer guiar nuestra elección.

Requisitos que debe cumplir la ropa de cama para un sueño perfecto:

  • Composición de las sábanas y las fundas nórdicas:  Textiles compuestos 50% algodón, 50% poliéster son ideales para un uso continuado de la ropa de cama, ya que tejidos con esta mezcla soportan mejor altas temperaturas de lavado, se secan rápidamente, son fáciles de planchar y duraderos.
  • Trama y urdimbre de la ropa de cama: La trama es el conjunto de hilos horizontales y la urdimbre de los verticales, la combinación de estas dos fibras da lugar al tejido de la ropa de cama, que resulta suave al tacto y agradable.
  • Colores y diseños atemporales, conserva el Feng Shui de tu dormitorio: la armonía en las estancias comienza por la elección de la decoración textil, así materias como la Cromoterapia o el Feng Shui se valen de estas ideas para formular sus premisas. Tonos suaves, bien combinados y estampados sin estridencias, harán que nuestro dormitorio sea el lugar más propicio para el descanso. Los diseños elegantes, atemporales y de colores neutros, darán un toque de estilo, alejado de tendencias que pasan de moda. Por otro, los colores suaves o la sencillez de los blancos, evitan el inevitable deterioro por el desgaste de color.
  • Certificados de calidad para un sueño de calidad: Existen determinados certificados de calidad, que aseguran que ciertos productos son beneficiosos para la salud. Todos los tejidos del Grupo Lo Monaco, están certificados con el prestigioso sello Öeko-Tex Eco Standar 100, garantizando la ausencia de sustancias nocivas.

Sensaciones en el tejido para conseguir un buen descanso:

Meterse en la cama y sentir suavidad, sensación de frescor, limpieza y aspecto impecable proporcionan tranquilidad y fomentan la calidad del sueño. Según Ana García, experta del Grupo Lo Monaco, para elegir la mejor ropa de cama recomienda:

– Tacto confortable que aumenta la sensación de confort mientras dormimos: la trama y la urdimbre (el entramado de hilos que conforman el tejido) dan suavidad a la pieza textil. Además, el tratamiento de los filamentos ayuda a la suavidad del conjunto.

– Evitar el temido peeling (bolitas) en la superficie de las sábanas: hacen que las sábanas tengan un tacto desagradable, similar a cuando la cama está llena de migas de pan. Una de las razones para que aparezca “peeling”, es, aparte de la calidad de las fibras utilizadas para el tejido, que las sábanas algodón – poliéster, deben llevar la proporción perfecta. Con una mezcla adecuada, se garantiza el sacar provecho a los beneficios que pueden ofrecernos ambos tejidos.

Aspecto impecable que contribuye a la mejora del sueño: directamente relacionado con lo anterior, el algodón es un tejido perfecto: natural, hipoalergénico, transpirable… El poliéster, a pesar de ser una fibra artificial, es suave, fácil de lavar e indeformable. Para una apariencia impecable en las sábanas y sin arrugas, esta combinación algodón/poliéster es ideal, ya que la rigidez del poliéster compensa la maleabilidad del algodón.