De las decoradoras de 8 pasos para tener un baño ordenado, Viste el sofá de tus sueños y Consigue una cocina práctica y coqueta llega el reto al que todos nos hemos enfrentado alguna vez: decorar una estantería... con gusto. ¿Serán capaces de superar el reto las chicas de R de Room?

Decorar bien una estantería es una de los retos deco más complicados. Tanto que en alguno de nuestros proyectos hemos llegado a hacer fotomontajes para ayudar a nuestros clientes a decorar las suyas.

Si te enfrentas a este problema, no te preocupes, tenemos la solución. No podemos ir a tu casa, pero sí darte unas cuantas claves para que decores tú mismo esa estantería que te trae de cabeza. Coge lápiz y papel y ¡dale al play!

 

R DE ROOM gif estanteria


Una parte importante del proceso es concretar el uso. El primer paso para decorar con gracia una estantería es definir para qué la necesitas. Básicamente se trata de distinguir si es meramente decorativa o necesitas almacenar algo concreto: libros, plantas, menaje…

También debes tener en cuenta que debes planear la colocación. Una vez que tengas claro para qué la vas a usar, debes planear cómo colocar las cosas.

 

Para ello hay algunas reglas básicas:
 

Evita las simetrías
1/7

Evita las simetrías

Nada de colocar un jarroncito alto en el centro y dos cajas bajitas a los lados. La simetría era bella allá por el Renacimiento pero a día de hoy es preferible un toque más casual en nuestras composiciones.

Huye de las equidistancias y el orden excesivo
2/7

Huye de las equidistancias y el orden excesivo

Por lo mismo que decimos arriba, hay que evitar ordenar las piezas igualando las distancias entre ellas. Ni en las exposiciones de producto se utiliza este método tan propio de las madres de los 80. Es mejor agrupar objetos y hacer mini bodegones. Incluso cuando colocamos libros, conviene colocar algunos en vertical mezclados con grupos de libros apilados.

Compensa alturas
3/7

Compensa alturas

En estos bodegones debes mezclar cosas altas con cosas bajas. Utiliza la regla del tres y agrupa tres objetos de diferentes alturas. Verás cómo mejora ópticamente la composición.

Añade un contrapunto
4/7

Añade un contrapunto

Si vas a almacenar libros, por ejemplo, introduce un contrapunto, como un jarrón o un portarretratos. Si lo que expones es una vajilla, no tengas miedo a incorporar una plantita o un jarrón con flores. Le da un toque fresco y distinto que anima la composición.

Busca el equilibrio
5/7

Busca el equilibrio

No cargues mucho de objetos una parte de la estantería y dejes libre la otra con cosas muy ligeras. Imagina que tienes una balanza debajo y que las cosas pesan visualmente. Debes perseguir el equilibrio óptico.

Libérate
6/7

Libérate

Es posible que tengas que echar mano del método Kon Mary para que el resultado sea 100% efectivo. ¿Los jarrones se te han quedado desfasados? ¿Tu colección de portarretratos de plata llenos de filigranas ya no te convencen? A Wallapop con ellos. Hazte con algo de decoración nueva y todo resultará un poco más fácil

No olvides el entorno
7/7

No olvides el entorno

Si la estantería es bajita, como la que decoramos nosotros en este vídeo, puedes acompañarla de un espejo, un cuadro o algún adorno de pared.

Si es alta, coloca junto a ella una butaca, una lámpara de pie, una alfombra o una planta de gran porte; el resultado mejorará sensiblemente.

¿Y qué coloco en la estantería si solo es para uso decorativo?

Buena pregunta. Hay muchas cosas susceptibles de animar una estantería. Si te fijas, nosotros hemos mezclado todo tipo de adornos sin demasiados complejos. Plantas, libros, flores, marcos de fotos, objetos meramente decorativos y algún elemento práctico, como el altavoz, pueden convivir perfectamente en una estantería si respetas las reglas anteriores.

¿A que ahora ves esa estantería desangelada con otros ojos? Anímate a darle una vuelta siguiendo estos consejos y verás cómo mejora.