Asociado al lujo, la ostentosidad o la feminidad, el terciopelo es un tejido con miles de años de historia. En algunas culturas representa la riqueza y el prestigio propios de las casas nobles. Compuesto por fibras de seda o rayón, nació en el lejano Oriente hace más de 3.000 años, pero no fue hasta el siglo XIV cuando empezó su comercialización en occidente.

Mira la galería de imágenes

Durante siglos se utilizó para decorar estancias suntuosas con presencia en cortinas y, sillones y cojines. Más tarde, los italianos lo incorporaron a la moda con el diseño de chaquetas para la nobleza. Era un tejido caro y poco accesible por su origen y fabricación artesana. Con el tiempo han ido surgiendo nuevos procesos de fabricación y nuevos tejidos que han conseguido acercar el terciopelo a todo el mundo. Actualmente encontramos terciopelos con base, tanto natural como sintética, de algodón, rayón, acetato, nylon o mezclas de otras fibras que han abaratado mucho su coste.

Los diseñadores de mobiliario actuales han rescatado este tejido tan suave y lujoso para tapizar sillas, sillones, butacas, bancos… e incorporarlos a ambientes más modernos sin caer en la  estridencia o el lujo excesivo. El secreto está en saber mezclarlo con muebles y piezas más modernas que aligeren el peso visual que aporta el terciopelo.

La tendencia reside en apostar por variedades de pelo corto y colores actuales como el rosa, el greenery –color del año Pantone 2017– o distintas tonalidades de azul. Los diseños de sillones y butacas también apuestan por líneas más modernas y materiales más  actuales. Así podemos descubrir diseños de corte escandinavo tapizados con terciopelo, estructuras metálicas en tonos dorados o la última tendencia, butacas con respaldo acanalado, que están causando autentico furor.

Algo impensable hasta hace unos pocos meses era encontrar piezas tapizadas de terciopelo en ambientes modernos o de estilos menos clásicos como el nórdico o el industrial, ahora se normaliza y encontramos el contraste como una seña de identidad única y que sin duda está marcando tendencia.

Los restaurantes y hoteles más vanguardistas también se han hecho eco de esta tendencia y no han dudado en incorporar sillas o butacas de terciopelo a su mobiliario. De esta forma nos encontramos ante ambientes cada vez más sofisticados que nos hacen sentirnos como en casa.

¡Ahora es nuestro turno! Añadamos alguna pieza de terciopelo a nuestra casa, seguro que el resultado será estupendo.

Protagonista del pasillo
1/12

Protagonista del pasillo

Fotografía: para Brabbu

Sala en color greenery
2/12

Sala en color greenery

Fotografía: por  Jean-Marc Palisse

Detalle sillas en dos colores
3/12

Detalle sillas en dos colores

Fotografía: para Sofa.com

Sillón con taburete
4/12

Sillón con taburete

Fotografía: para Sofa.com

Salón tricolor
5/12

Salón tricolor

Fotografía: para Zeke Ruelas por Emily Henderson

Rincón de lectura
6/12

Rincón de lectura

Fotografía: para Darling Magazine de Crystal Martel 

Sofá en verde
7/12

Sofá en verde

Fotografía: por Paul Ferney

Mezcla de colores
8/12

Mezcla de colores

Fotografía: por Beatriz Silveira 

Juego de texturas
9/12

Juego de texturas

Fotografía: por Alpha Smoot para Cup of Jo

Decoración en colores obscuros
10/12

Decoración en colores obscuros

Comedor en gama de verdes
11/12

Comedor en gama de verdes

Fotografía: para Alpha Smoot por Cup of Jo

 

Detalle silla y taburete
12/12

Detalle silla y taburete

Fotografía: por Sincerely Jules