Las alfombras son uno de los recursos decorativos que han prevalecido a lo largo de los siglos, sobreviviendo a estilos, culturas, reinados... sin inmutarse. El motivo puede deberse a su capacidad de adaptación y su versatilidad.

Gracias a la globalización y a la aparición de las nuevas tecnologías, han ido surgiendo nuevas técnicas de fabricación y nuevos materiales que han contribuido a la llegada de modelos de alfombras de todos los rincones del mundo. De esta manera, encontramos hoy un oferta y variedad como en ningún momento de la historia.
 

Alfombras de verano. Fotografía Tigmi Trading

Fotografía: Tigmi Trading

 

 

Alfombras de verano. Fotografía Tigmi Trading

Fotografía: Tigmi Trading

Hasta ahora limitábamos el uso de alfombras a los meses más fríos del año. El empleo de lanas o tejidos cálidos hacía necesaria su retirada con el cambio de estación. Pero hoy en día esto no es un impedimento, los nuevos tejidos y materiales usados para su fabricación, hacen posible el concetpo de alfombras de verano que pueden utilizarse durante todo el año. Además, han dejado de ser un objeto reservado al interior del hogar y en la actualidad podemos lucir también las alfombras para exterior.
 

Alfombras de verano. Fotografía Dan Bolig

Fotografía: Dan Bolig

 

 

Alfombras de verano. Fotografía Lorena Canals

Fotografía: Lorena Canals
 

Este verano podemos completar el look de nuestro patio o terraza con alfombras vinílicas de coloridos patrones, o también con las alfombras realizadas con fibras naturales como el sisal, coco o yute, perfectas para ambientes más bohemios. Otras firmas apuestan por las alfombras de algodón lavable, perfectas para las casas con niños pequeños. Su variedad de  colores y diseños permite que se adapte a todos los estilos y ambientes. Es el must de esta temporada.
 

Alfombras de verano. Fotografía Homes To Love

Fotografía: Homes To Love
 

Alfombras de verano. Fotografía Apartment Therapy

Fotografía: Apartment Therapy
 

Pero los interiores también piden incorporar alfombras de verano. Al igual que actualizamos los textiles del salón o de nuestro dormitorio con el cambio de temporada, hay modelos de alfombra que encajan muy bien con los ambientes más veraniegos. Las alfombras Kilim o las exóticas Beni Ouarain de Marruecos con sus hipnóticos dibujos y sus vivos colores, son los modelos más deseados del momento. La gran demanda ha provocado que multitud de personas viajen cada año a África en su búsqueda.
 

Alfombras de verano. Fotografía Tigmi Trading

Fotografía: Tigmi Trading
 

 

Alfombras de verano. Fotografía Tigmi Trading

Fotografía: Tigmi Trading
 

Las alfombras de verano deben reunir una serie de requisitos para que se adapten sin problema a los ambientes. Es importante que incluyan colores suaves o vistosos, también que estén realizadas con tejidos agradables, ligeros y a ser posible lavables. De esta forma conseguiremos que se integren con la decoración de nuestra casa al mismo tiempo que aportaremos un toque original a los espacios.

¿A qué esperas para incluir una alfombra en tu casa este verano?