Es posible que ya conozcas qué es la Chalk Paint y cómo aplicarla en los objetos de tu casa para darles un toque único y personal. Pero, por si a caso aún no has oído hablar de esta tendencia te explicamos en profundidad de qué se trata exactamente. Te va a encantar y no vas a poder dejar de usarla para todo en tu hogar.

La Chalk Paint no es nada más ni nada menos que una pintura natural y sin artificios que proviene de la tiza y el hecho de utilizar este material, sobre todo si hay mucha cantidad del mismo en la mezcla, se convierte en una pintura perfecta para muebles. Se suele mezclar con emulsionantes naturales como la resina, cosa que la hace una pintura adherente manteniendo, a su vez, características como la suavidad, la porosidad y la capacidad de dejar transpirar al mueble en cuestión. La Chalk Paint se ha vuelto la pintura decorativa por excelencia gracias a su fácil aplicación y a su versatilidad ya que, se puede pintar cualquier cosa y material con este tipo de pintura. Los resultados que se consiguen son extraordinarios, incluso para los menos manitas o habilidosos y por eso, está creando auténtico furor entre los amantes del Do It Yourself, es decir, de los que les gusta personalizar los objetos de su casa. De hecho, las ventajas de la Chalk Paint son muchísimas, te detallamos las más relevantes a continuación.

  • Facilísima de aplicar, sobre cualquier material.
  • Está  a la orden del día en tendencias decorativas.
  • Está compuesta por materiales naturales así que ¡olvídate de toxicidades y olores indeseados
  • Admite la mezcla de los diferentes colores hasta encontrar el tono deseado
  • Ahorra tiempo y pasos previos porque no necesita una imprimación previa en superficies ya pintadas, es decir, no hace falta lijar o manipular la superficie de un objeto pintado previamente para aplicarle la Chalk Paint.

Versatilidad con Chalk Paint

Como ya se ha dicho, las ventajas de la Chalk Paint son muchísimas, pero sin duda la versatilidad es la clave del éxito de esta pintura. Se puede aplicar en cualquier superficie (madera, metal, cristal, tela…) y además no necesita de ninguna preparación previa, más allá de limpiar bien el objeto que se vaya a pintar, es decir, no necesita imprimación, cosa que sí es necesaria con otros tipos de pinturas o barnices. Además, se le pueden aplicar las capas necesarias de pintura hasta conseguir el resultado deseado. Otra de las cosas que más gustan de esta pintura es la gama de colores que existe, pasando desde los colores pastel, blancos y grises hasta tonos más oscuros.

La Chalk Paint es ideal para muebles antiguos que necesitan una mano de pintura, como por ejemplo sillas, cómodas e incluso cabeceros. A la madera sin tratar también le va bien este tipo de pintura ya que, le da a todos esos muebles un aire totalmente nuevo o una sensación de reciclado. También es frecuente usar la Chalk Paint en mobiliario u objetos de metal o cristal.

Son muchos los motivos que han hecho que la Chalk Paint esté en boca de todo el mundo, sobre todo en el sector de la decoración y de las manualidades. Cada vez son más los adeptos a este tipo de pintura y seguro que si no la has probado te va a encantar. Además, es fácil encontrar cursos para aprender todas las técnicas que ofrece la Chalk Paint, como por ejemplo la del craquelado o conseguir un efecto antiguo.

A continuación te dejamos algunas ideas para que dejes entrar la Chalk Paint en tu casa, te van a encantar. ¿Con cuál te quedas?

Mueble de salón de tonalidad azul
1/10

Mueble de salón de tonalidad azul

Silla básica en rosa
2/10

Silla básica en rosa

Estanterías con dibujos de diferentes colores
3/10

Estanterías con dibujos de diferentes colores

Zapatos pintados
4/10

Zapatos pintados

Capazo de playa
5/10

Capazo de playa

Mesas de diferentes diseños
6/10

Mesas de diferentes diseños

Cabecero de palets pintado
7/10

Cabecero de palets pintado

Lapiceros de cristal
8/10

Lapiceros de cristal

Cojines personalizados
9/10

Cojines personalizados

Lámpara de techo
10/10

Lámpara de techo