El minimalismo es una filosofía de vida. Vivir con menos parece ser que nos hace ser más felices ya que dejamos de sufrir o preocuparnos por cosas materiales. Esta corriente se aplica en diversos aspectos de la vida, como por ejemplo en el plano psicológico. Marie Kondo nos ha enseñado que si nuestra casa está ordenada y nos deshacemos de lo superfluo, estaremos más cerca de la felicidad.

No te podemos asegurar que si ordenas serás más feliz (o sí), pero sí que sabemos que en la casa minimalista de la diseñadora Mery Garriga podríamos llegar a ser muy felices. Este piso de alquiler en Barcelona demuestra que el menos es más está lejos de ser aburrido.

Todas las fotos de la casa minimalista de Mery Garriga

El baño

Mery Garriga nos cuenta que siempre se ha sentido atraída por el mundo del diseño y que le hace muy feliz aplicarlo en los campos del diseño de interiores, diseño gráfico y web. “Creo que todas las disciplinas del diseño van ligadas, pero el interiorismo y el diseño gráfico van especialmente de la mano. No es lo mismo diseñar el interior de un comercio que profundizar también en el branding, trabajándolo todo en conjunto llegas la finalidad de mi trabajo; que todo hable el mismo idioma”, explica la diseñadora.

Detalles de la estantería

Su casa habla el idioma de la sencillez, del blanco, de los tonos empolvados. Define su estilo como “minimalista”, pero menos de lo que le gustaría. Sabemos que aunque tengamos un piso pequeño, es muy fácil acumular objetos innecesarios, ¿verdad?

El objetivo era que la decoración del piso transmitiera paz y tranquilidad. “Trabajo muchas horas entre muestras de materiales y colores y lo que menos me apetece es llegar a casa y sentir que sigo estando en el estudio...”, confiesa Mery.

¿Y cuáles son las claves de una casa minimalista? La diseñadora catalana apunta que cualquier color combinado con mucha cantidad de blanco es un acierto. Nos cuenta que en todos sus diseños predominan las líneas rectas y el contraste con algún material o alguna tipografía descarada sobre un lienzo blanco o gris, muy neutro.

Uno de los aspectos más interesantes de la casa minimalista de Mery es que es de alquiler. Le hemos preguntado que cómo aborda la decoración y el estilismo en esta tesitura: “Para mí es importante no invertir mucho en cosas que no podré llevarme cuándo me mude e ir amueblando sobre la marcha, a parte de porque soy muy indecisa, porque realmente te das cuenta de lo que te pide cada rincón cuando vives allí”.

Después de ver la belleza minimalista de la casa de Mery Garriga, no nos podíamos quedar sin saber cuáles son sus deco tiendas favoritas de la Ciudad Condal: “Me gusta mucho la boutique de Jaime Beriestain, la variedad de marcas nórdicas que tienen en Doméstico Shop y Natura Casa de Av. Diagonal.