Quizá nunca te has planteado cambiar las puertas de casa pero nosotros hemos venido para que te lo replantees. Las puertas pueden ser un elemento decorativo más en el conjunto de tu hogar, estas aportan calidez, intimidad y estilo a la casa.Y, además, en función de las características que ofrezca la puerta, tendrás la posibilidad de modificar la distribución, ganar unos centímetros o, incluso, mejorar el aislamiento térmico y acústico de las distintas estancias.

¿Qué claves hay que tener en cuenta a la hora de cambiar las puertas de casa?

1. Las dos características fundamentales que debes valorar a la hora de elegir una puerta de interior son su terminación exterior y su composición interior. También debes valorar la decoración que quieres conseguir con ellas. Algo de lo que puede depender el color de tus paredes, así como el estilo general de tu hogar.

2. Elige el tipo de apertura de la puerta que mejor encaje en tu proyecto: las abatibles se abren hacia el interior de la habitación y ocupan espacio. Pueden ser de una sola hoja o de dos; ciegas, vidriadas, o de cristal. Las de doble hoja son habituales en salones y comedores. Pueden tener uno de los laterales fijos. Las correderas tienen la ventaja de que te permiten aprovechar el espacio al máximo. Especialmente adecuadas para habitaciones pequeñas, baños o cocinas. Pueden ser sobrepuestas (se deslizan sobre la pared y no necesitan obra) o empotradas (corren por dentro del muro). Puedes encontrarlas simples y dobles, ciegas o vidriadas, así como de cristal.

3. Es muy importante que pienses en el sentido de apertura que quieres que tengan tus puertas. Los factores de los que depende esta decisión son los posibles obstáculos que puedes encontrar a la hora de abrirlas, como pueden ser estanterías, otras puertas cuyo sentido de apertura esté en ángulo con la nueva y cualquier mueble que te quite espacio. El sentido de apertura se establece desde la parte en la que se empuja, para que abra hacia dentro de la estancia.

4. Además del estilo decorativo, también puedes optar por distintos acabados. Es importante que prestes atención a la terminación exterior de la puerta ya que, dependiendo de la elección que hagas, lograrás crear diferentes ambientes. Dependiendo de la elección de color y material, se pueden lograr diferentes efectos, por ejemplo, con puertas lacadas en blanco se aporta luminosidad y sensación de amplitud a los ambientes o los acabados madera que pueden ser bien en madera natural (roble, haya, nogal,...), aportando calidez o bien con materiales sintéticos que consiguen unos colores y acabados excepcionales y son más resistentes.

5. Hay puertas huecas y macizas y estas últimas aportan mucho mejor aislamiento. También que hay puertas que incorporan junta isofónica o burlete lo que contribuye a amortiguar los portazos y mejora el aislamiento.

Fuente: María Herranz Jefa de Producto puertas, tableros y molduras Leroy Merlin España