La artista que ganó el Premio Feroz 2017 a mejor actriz de reparto en una serie por Paquita Salas, Belén Cuesta es también toda una referente también en las redes sociales con más de 173 mil seguidores en Instagram, por eso queremos adentrarnos en su casa desde su punto de vista, queremos analizar qué le gusta tener y cómo decora sus rincones más escondidos. ¿Cuál es el estilo preferido de Belén Cuesta? ¿Le va lo vintage o se deja llevar por las nuevas tendencias? Descúbrelo dando un paseo por su casa y echando un vistazo a los objetos que usa para decorarla. Belén Cuesta es una joven actriz española, nacida en Sevilla pero criada  y formada en Málaga. Estudió en la Escuela Superior de Arte dramático de Málaga y es conocida tanto por sus interpretaciones teatrales como cinematográficas pero también por su aparición en anuncios publicitarios. Con un amplio bagaje como actriz, Belén cuesta ha participado en producciones cinematográficas como Hierro, Perro Flaco, Ocho apellidos catalanes o Kiki el Amor se hace. Como ya hemos dicho ha sido ganadora de un premio Feroz 2017 y ha estado nominada a varios Premios Goya entre 2017 y 2018.  ¿Qué nos muestra esta gran actriz de su casa en su cuenta de Instagram?

 

Analizamos su casa de Madrid, donde vive desde hace ya un tiempo,  y observamos que es una amante de las plantas y de la vegetación como motivo decorativo. Las tiene visibles en muchos rincones de la casa, como en las escaleras, el comedor y los pasillos. Le gustan las orquídeas y las plantas de hojas verdes y grandes que contrasten con las paredes blancas y la madera de los muebles. Los colores no son los protagonistas en su casa, eso hace que cualquier objeto decorativo resalte. En cuanto a los muebles, vemos que son de estilo vintage, de madera clara y decapados . No son muy grandes o vistosos sino que tiene pequeños muebles independientes pero que juntos casan a la perfección. El estilo minimalista y el orden reinan en su casa también, que tiene un aspecto limpio y tranquilo, gracias seguramente al toque de las plantas. Vemos que las paredes están limpias de cuadros u otros objetos, coincidiendo con el estilo minimalista predominante. Únicamente tiene colgadas algunas pequeñas fotografías colocadas estratégicamente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Belén Cuesta (@belen_cue) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Belén Cuesta (@belen_cue) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Belén Cuesta (@belen_cue) el

Aunque no sabemos a ciencia cierta si se trata de su casa, vemos que en este espacio sigue predominando el color blanco y las líneas rectas, como hemos visto en las otras fotografías. Un espacio amplio con una gran mesa de comedor perfecta pare disfrutar de una cena entre amigos.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Belén Cuesta (@belen_cue) el

Vemos que también tiene una azotea con visitas a la ciudad de Madrid, un lugar fresco y perfecto relajarse o simplemente para salir de las cuatro paredes sin necesidad de pisar la calle. Un sitio donde disfrutar de buenas vistas y charlar en buena compañía.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Belén Cuesta (@belen_cue) el

Si bien hemos dicho que en su casa reina la paz, la armonía, el minimalismo y el color blanco, no podemos decir lo mismo de su comida. Creemos que su manera de cocinar incorpora alimentos frescos y saludables para elaborar platos muy coloridos. En la mesa, el color nunca falta, ya que vemos que usa un mantel rojo que contrasta con los colores de las fuentes en las que presenta los alimentos.

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Belén Cuesta (@belen_cue) el

Sin alejarnos de la cocina, ahora hablamos del espacio físico en concreto. Podemos ver que tiene una cocina de gas, al estilo antiguo, metálica y de fogones. Una cocina modesta que sigue acorde a la línea retro del resto de los espacios de su casa. Pocos colores y objetos escogidos a la perfección para hacer de cada espacio algo único. La tetera también es antigua, al menos eso quiere hacernos creer y podemos presuponer que es una amante del té ya que la vemos bastante usada.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Belén Cuesta (@belen_cue) el

Como buena fan de los objetos antiguos o poco comunes, observamos que, en una estantería blanca en línea con el resto de la casa, guarda una lata de café, muy poco habitual, a estas alturas, en cualquier otro hogar.  Si las tazas, los platos y las teteras no nos habían dado suficientes pistas, podemos saber que es una amante incondicional de la comida marroquí gracias al Tajín que guarda en esa estantería, además hemos descubierto que su pasión por esta cultura va más allá de la gastronomía, ya que las últimas fotos que nos mostró de sus vacaciones en Instagram son en Marruecos.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Belén Cuesta (@belen_cue) el