España es un país rico en artesanía, germen del diseño y del arte. Seguimos reivindicando un talento muy valorado y aplaudido lejos de nuestras fronteras, a veces poco conocido entre nosotros.

Javier Sánchez Medina
 

Artesania decoracion Javier Sanchez Medina retrato

 

Javier es de los que creen que andar por caminos bien trazados solo conduce a donde otros llegaron antes. Y, así, tras formarse y trabajar con Marisa Del Real, toda una institución en la restauración de antigüedades, decidió cambiar de rumbo «aprender, de forma autodidacta, a tratar y manejar el bambú, mimbre, ratán y otras fibras naturales» y abrir su taller en el barrio madrileño de Malasaña –que tan bien nos mostró Guille García-Hoz–.

De su padre, zapatero, había recibido ya de chico la lección más importante que un artesano debe aprender: «El gusto por el trabajo bien hecho, con cariño y dedicación». Y, sobre esa arraigada base –«las raíces del diseño», según él–, ha sumado el elemento storytelling para completar una filosofía profesional que apuesta porque sus manos (y no tanto sus espejos o sus cabezas animales) cuenten historias. Las suyas.
 

Artesania decoracion Javier Sanchez Medina

 

Sargadelos
 

Artesania decoracion Carlos Lopez Sargadelos

 

Hace ya casi una década que Carlos López, ingeniero técnico en Diseño Industrial por la Universidad de A Coruña, llegó a Sargadelos, años en los que ha alternado períodos en la Fabrica do Castro (Sada) y en la de Cervo, donde hoy forma parte del departamento de Diseño. «Y sin bien la artesanía siempre estuvo presente en mi vida, ya que en mi entorno era algo bastante latente y muy valorado, su práctica activa va directamente ligada a mi trabajo en la compañía», reconoce.

La definición personal de artesanía que nos da es de manual: «Una de las vertientes populares del arte, de carácter anónimo y colectivo, que nace para satisfacer unas necesidades concretas y que consigue ser un reflejo fiel de la identidad global de los pueblos que la desarrollan. En lo práctico, se trata de procesos de gran componente manual, realizados con materiales y técnicas tradicionales, y en los que los conocimientos heredados juegan un papel fundamental». Impecable, pero su sapiencia no se queda ahí, apunta al futuro: «Es un referente que siempre hay que visitar, ya que es de donde suelen salir las mejores y más innovadoras ideas».
 

Artesania decoracion Sargadelos

 

Raúl del sol
 

Artesania decoracion Raul del Sol

 

Aseguran que cuando una perspectiva renovada da lugar a un nuevo comienzo, entonces ese punto de vista puede cambiar las cosas. Y en el caso de Raúl no puede ser más cierto. Tras cursar el Bachillerato Artístico y licenciarse como Técnico Superior en Escaparates y estructuras efímeras, trabajó en el terreno de la decoración e interiorismo en IKEA España, para redirigir después su carrera ingresando en el departamento de Escaparates de una de las marcas del grupo Inditex.

«Pero el dibujo ha sido mi virtud desde pequeño», y, en paralelo a las escenografías, el encuentro con la madera no solo marcó la aludida casilla de salida, sino que le brindó la forma de innovar en el transitado campo de la ilustración: «Encontré el soporte perfecto para dar alma a mis creaciones. Comencé con las matrioskas rusas, ilustrando procesos de metamorfosis, creando un lenguaje de cambio y desarrollo, en un formato icónico de maternidad y procreación, y luego continué buscando otras superficies, como las cabezas y últimamente los brazos, para poder desarrollar nuevas series de piezas creadas con las manos y vividas con el corazón».
 

Artesania decoracion Raul Del Sol pieza

 

Yukiko Kitahara
 

Artesania decoracion Yukiko Kitahara

 

Basten dos sólidos ejemplos para demostrar que la vida creativa de Yukiko se inscribe bajo el signo de la dualidad: nacida en Yamanashi, en el centro de Japón, estudió en su país las distintas técnicas de la cerámica tras descubrir el trabajo manual y las vajillas artesanal gracias a su familia de cocineros de sushi, y terminaría de formarse en policromía y cerámica mural y decoración cerámica en el sur de nuestro país –Granada, concretamente–, donde se trasladó en 1994; y, por otra parte, su trabajo sintetiza tradición y modernidad de ambos países para dar lugar a un producto tan singular como reconocido (el más reciente galardón que ha recibido es nada menos que el Premio Nacional de Artesanía 2017).

«En una sociedad tan globalizada, tecnológica e industrial como la nuestra, los objetos artesanales trasmiten sensaciones cálidas, emociones, son objetos únicos, con alma», reclama, y no tarda en añadir que, además, a ella le «aporta felicidad; es mi vida». Un doble motivo de alegría.
 

Artesania decoracion Yukiko Kitahara piezas


Andrea Zarraluqui
 

Artesania decoracion Andrea Zarraluqui

 

No se recuerda lejos de pinceles y pinturas, y jamás olvidará su primera experiencia con el torno –«a los trece años, en el colegio donde estudiaba en Inglaterra. Hice mis primeros cacharros, y luego pinté mis primeras decoraciones sobre ellos»–, aunque fuese capaz de suspender esa vocación durante años, estudiase Marketing y Comunicación y aplicase a fondo sus conocimientos como directora de Marketing del grupo AC Hotels.

La semilla estaba plantada, solo hacía falta dejarla germinar. Hace ya una década que Andrea recuperó la arcilla y se compró su propio horno, y desde hace tres años se dedica feliz y exclusivamente «a dar rienda suelta a mi imaginación» creando unas deseadísimas vajillas, que lucen exuberantes hojas (y exóticos animales). «Para mí, lo mejor de lo hecho a mano es la posibilidad de poder ir variando y mejorando con cada pieza. Y desde la perspectiva de la sociedad, abre nuevos focos de trabajo para gente que tiene habilidades diferentes a las estrictamente académicas». A eso se le llama conocimiento de causa.
 

Artesania decoracion Andrea Zarraluqui platos

 

Sol & Luna

 

Artesania decoracion Sol y luna

 

La aventura de Sol&Luna, como bien recuerdan sus dos motores, Carolina Sánchez de Movellán y María Martínez Fresneda, empezó con la compra de una hacienda en medio de la jungla del chaco paraguayo y el plan de montar una ganadería. «Tras aquel primer contacto, la marca inicia su andadura en 2003, con la idea de aprovechar maderas y cuero de altísimas calidades procedentes de la zona, en el marco de un programa de desarrollo sostenible. Y pone en conjunción dos mundos, el del diseño y la estrategia llevados a cabo en Madrid, y el trabajo experto de los artesanos sobre el terreno».

Lujo accesible que gracias a la ya icónica silla Girón (y a la mano de su “ángel”, el prestigioso interiorista Lázaro Rosa-Violán, que la utiliza en diversos proyectos públicos) dan gran visibilidad internacional a la firma en muy poco tiempo. Hasta el punto de que sus productos comienzan a venderse «en algunas de las tiendas más exclusivas, y hoy los encontramos en restaurantes y hoteles de moda por todo el mundo, chalés en estaciones de esquí europeas y apartamentos de estrellas de Hollywood». Parecía una aventura, pero era mucho más: la vida.
 

Artesania decoracion Sol & luna piezas