La diseñadora madrileña considera Masters de la reforma uno de los formatos televisivos “más universales” por los que ha pasado, ya que son muchas más las personas interesadas en decorar su casa que arreglar un traje o vestido. Esta aristócrata de 58 años es una enamorada de la decoración y el diseño de interiores, una faceta por la que es más conocida fuera que dentro de España. “Tuve una época en la que mis casas salieron en revistas de todo el mundo", comentó.

“Una decisión mal ejecutada con el suelo puede echar al traste con todo el hogar”

Lo cierto es que esta dimensión profesional la lleva marcada en su ADN ya que su padre, Juan Manuel Ruiz de la Prada, y su abuelo fueron referentes de la arquitectura residencial en Madrid y Barcelona y grandes coleccionistas de arte. “Crecí en la casa más bonita de Madrid. Vivíamos en un octavo piso de la calle Zurbano y teníamos una piscina que compartíamos con la familia de Antonio Garrigues Walker, vecinos y grandes amigos”, señaló Ágatha. Para esta creadora, las residencias son una extensión de sus propietarios. “Cuando entro en una casa sé cómo es la persona que la habita. Desde muy pequeña siempre pedía que me las enseñaran y he tenido la suerte de ver algunas muy especiales”, indicó la empresaria.

Ágatha, que confiesa tener la “enfermedad de las casas y de las obras”, llevó a cabo la reforma de su residencia en Madrid tras su divorcio del periodista Pedro J. Ramírez. No se trató de una gran obra, sino de un cambio de imagen basado en la pintura, un elemento con el que afirma haber logrado una enorme transformación de su hogar. “Si no inviertes en el mantenimiento, la casa se te cae. Por eso es tan importante programas como Masters de la reforma que te enseñan lo importante que es refrescar las residencias. En cuanto cambias la pintura o el papel, logras un enorme cambio”, subrayó la diseñadora. No obstante, uno de los elementos más complicados en una reforma es el pavimento. “Una decisión vulgar y mal ejecutada con el suelo puede echar al traste con todo el hogar”, adviertió la creadora, para la que el futuro pasa por la sostenibilidad.

Agatha Ruiz de la Prada