Elementos multifunción
1/11

Elementos multifunción

Radiadores-toallero, armarios-espejo o portarrollos-escobillero son sólo algunos de los elementos que desempeñan más de una función en el cuarto de baño. También es el caso de los bancos para sentarse que disponen de gran capacidad interna para depositar la ropa sucia, como este modelo, de Ikea. Además de no abigarrar la estancia en exceso, todas estas piezas le aportan una gran flexibilidad.

Foto: Ikea

Series modulares de muebles
2/11

Series modulares de muebles

Multiplican notablemente el espacio para guardar, ofrecen enormes posibilidades de uso y están disponibles en un amplio abanico de diseños, fabricados en medidas, materiales y acabados muy distintos. Así son las colecciones modulares que, entre otras opciones, incluyen armarios de marcada verticalidad y horizontalidad, módulos sobreencimera, columnas o muebles de estantes. La propuesta de la imagen se integra en la serie Tonic II, de Ideal Standard.

Foto: Ideal Standard

Complementos
3/11

Complementos

 Los accesorios aportan una nota de estilo y diseño al baño y juegan un papel destacado a la hora de conseguir que esté ordenado. Así, resultan muy funcionales los toalleros, los portavasos, los dosificadores de jabón, las repisas para la ducha y un sinfín de elementos encargados de imprimir el carácter diferenciador a la estancia. Sobre estas líneas, productos de la serie Universal Accessories, de Axor.

Foto: Axor

Módulos abiertos
4/11

Módulos abiertos

Después de que hace unos años se popularizaron en el baño los muebles bajolavabo con agún elemento abierto en su composición, les llega ahora el turno a los que se abren en su totalidad, dejando todo su contenido a la vista. Un excelente ejemplo es este modelo de la serie Cape Code, de Duravit.

Foto: Duravit

Muebles bajolavado
5/11

Muebles bajolavado

Todo un clásico en la equipación del baño, los bajolavabo son perfectos para guardar productos de higiene de uso habitual, como toallas, cosméticos, etc. La oferta prácticamente ilimitada de hoy en día permite encontrar el más indicado para cada espacio, si bien en los de pocos metros se recomiendan los diseños suspendidos de tonalidades claras, como esta propuesta de la serie Emma, de Gala. Las versiones más pequeñas pueden medir 45 x 25 x 57,5 cm, mientras que las más anchas superan ampliamente el metro de anchura.

Foto: Gala

Amplias encimeras
6/11

Amplias encimeras

Disponer de una espaciosa encimera resulta muy cómodo para depositar lo que se necesita en cada momento. No obstante, para conseguir un baño en perfecto estado de revista es preciso mantener estas prácticas superficies de apoyo libres de productos innecesarios, tal y como se aprecia en esta propuesta equipada con piezas de la serie Prisma, de Roca. La máxima de que menos es más siempre es un acierto.

Foto: Roca

Completas estanterias
7/11

Completas estanterias

Cada vez más frecuentes en el baño, los muebles de estantes resultan de gran ayuda, pues multiplican el espacio para guardar y posibilitan tener al alcance de la mano muchos elementos de uso cotidiano. Asimismo, permiten organizar los enseres, de forma que cada uno de ellos disponga de un lugar propio, lo que facilita el orden diario. El modelo de la imagen forma parte de la serie VAL, de Laufen.

Foto: Laufren

Estructuras de obra
8/11

Estructuras de obra

Tener bien claras las necesidades de almacenaje del baño antes de acometer una reforma nos permitirá recurrir a soluciones de obra tan ingeniosas como la que muestra este ambiente, de Leroy Merlin. En este caso se han creado dos prácticas baldas en uno de los extremos del faldón que integra la bañera, perfectas para colocar las toallas que van a usarse a diario. Sin embargo, las opciones son tan variadas como los requerimientos de los usuarios.

Foto: Leroy Melin

Cómodas baldas
9/11

Cómodas baldas

Instalar una balda junto a la bañera o la ducha es un recurso útil que contribuye a que el baño se vea perfecto. Y es que las zonas de aguas pueden transmitir sensación de orden con sólo disponer todos los productos de higiene en un estante, lo que, además, hará más fácil la rutina diaria. Es lo que ofrece esta novedosa propuesta incluida en la colección Aro, de Systempool.

Foto: Systempool

Prácticas hornacinas
10/11

Prácticas hornacinas

Aprovechar los retranqueos del muro o los desniveles de la pared para construir hornacinas de obra es otra buena manera de conseguir más espacio para guardar en el baño. Por lo general, este tipo de elementos suelen incorporar luces empotradas en sus baldas, lo que resulta muy práctico para realzar los objetos decorativos de su interior, al tiempo que constituye una iluminación puntual muy útil durante la noche. Sobre estas líneas, un ambiente de la colección Joyce, de Villeroy & Boch.

Foto: Villeroy&Bosch

Funcionalidad
11/11

Funcionalidad

Otro excelente recurso para incrementar la capacidad de almacenaje del baño consiste en instalar un armario- espejo sobre la zona de cortesía. Los nuevos diseños suelen contar con enchufes e interruptor en su interior. Éste de la serie Soprano, de Jacob Delafon, está equipado con tres baldas fijas.

Foto: Jacob Delafon